Extremar medidas de prevención en playas y balnearios para evitar contraer pie de atleta

0
167

En temporada de vacaciones y de asistencia a parques acuáticos, la micosis se vuelve más frecuente y extremadamente contagiosa.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Oaxaca llama a los vacacionistas a evitar caminar descalzos en las áreas de albercas, regaderas o en baños, así como secar con sumo cuidado los pies después de nadar y terminar de ducharse, con el objetivo de no contraer pie de atleta, ya que este contagio se incrementa en primavera y, especialmente, en verano, a consecuencia del intenso calor y humedad.

El pie de atleta o micosis es extremadamente contagioso. Los principales síntomas son: dolor y comezón; son fácilmente identificables, por lo que mientras más rápido se trate con antimicóticos, menos será el daño al pie, ya que de proliferar la infección, la descamación puede convertirse en fisuras, que llegan a sangrar y a formar pus.

La jefa de Prestaciones Médicas, doctora Martha Escobar Vásquez, aconsejó usar sandalias al bañarse para proteger los pies de gérmenes, tanto en la playa como en los balnearios, además en el hogar.

Durante estas vacaciones de Semana Santa, la doctora advirtió que es importante no abusar del uso de tenis, o calzado cerrado, porque se guarda la humedad en los pies y esto puede favorecer la aparición del hongo.

Después del baño diario, se deben secar perfectamente los pies, y poner especial atención en la planta y entre los dedos, utilizar una toalla por persona y aplicar talco para calzado, ya que esto contribuye a eliminar la sudoración.

Escobar Vásquez también recomendó lavar los baños por lo menos una vez a la semana con cloro, para tratar de eliminar el hongo que se aloja en el piso, y que las personas que ya tienen pie de atleta no caminen descalzos para evitar la propagación de la bacteria.

Añadió que aunque en niños no es tan frecuente, ya que este problema de los pies aparece en la mayoría de los casos por sudoración causada por el uso de zapatos como botas y tenis, no están exentos de contagiarse por otras fuentes como superficies de piscinas o de baños, principalmente.

Por lo que, ante las primeras molestias, debe acudir inmediatamente a su Unidad de Medicina Familiar para recibir un tratamiento oportuno y adecuado, ya que además de lo molesto puede causar incapacidad para caminar, debido al dolor y a la comezón intensa.