BUROCRATAS EN EL OLVIDO

0
542

ARENA POLITICA
Mario CASTELLANOS ALCAZAR.

12 mil trabajadores exigen justicia laboral

Por siempre los trabajadores del Gobierno del Estado de
Oaxaca, han anhelado mejores condiciones de vida, mejores salarios,
prestaciones sociales, capacitación, servicios médicos, contratos laborales dignos y una mejor relación de respeto institucional.

Esto es por la parte oficial, pero por la parte sindical, tampoco
han tenido eco a sus demandas y derechos sindicales, siempre se les limita en su participación y se cierran las puertas de la democracia y libertad de actuar con criterio propio de tal manera que muchas veces se les impone políticas, desde su sindicato, que parece cerrarse a la opinión de la base trabajadora.

Gobiernos estatales van y vienen, aun así, los burócratas están
en las mismas condiciones precarias en cuanto a sus derechos laborales, entre estos, los salarios que no recuperan el poder adquisitivo perdido por la carrera inflacionaria, pero no solo eso, sino que cada día, son limitados en sus acciones, en sus derechos creados, que alguna vez tuvieron en sus manos, sin embargo, ahora, sus conquistas van desapareciendo paulatinamente, como arte de magia.

Y la lucha por el poder sindical se vuelve tenaz- y nuevamente
surgen las revueltas, los dimes y diretes de los trabajadores pisoteados en sus derechos, en contra de sus dirigentes sindicales, esto sucede cada principio de año, por los meses de febrero y marzo en la presentación del consabido pliego petitorio de demandas laborales, que incluye el incremento salarial, revisión contractual, prestaciones sociales y otros, que mejoren sus condiciones de vida.

Sí, pero luego viene el arreglo y la mordida, es decir, salen a flote
los intereses de carácter sindical, los apapachos oficiales, la compra de
voluntades de sus delegados, sin faltar los intermediarios y los caciques fundamentalistas del sindicato, lo que permite que las demandas auténticas de la base no se tomen en cuenta o sí, se intercalan en el pliego petitorio, son mediatizadas, pero en todo este movimiento no se toma en cuenta al gremio.

Esta vez, respecto al pliego de demandas del año 2020, la dirigencia del Sindicato de los Trabajadores de los Poderes del Estado e Instituciones Descentralizadas de Carácter Estatal de Oaxaca (STPEIDCEO) que encabeza el Secretario General, Juan Ignacio Cruz Villavicencio presentó en tiempo y forma el pliego de demandas laborales y prestaciones sociales, que tendría que resolverse en mazo o más tardar en abril.

Luego vino la pandemia del coronavirus- y los trabajadores se
guardaron en sus casas por instrucción oficial para no verse consumidos por este padecimiento, hasta ahí está bien, lo que no cuadra es que las demandas del pliego petitorio, también se quedaron paralizadas, de esto no se sabe nada, es por eso, que nuevamente surgen las manifestaciones, los dimes y diretes, ahora en los medios de comunicación y más, en las redes sociales en contra de los dirigentes, que deberían sacar adelante las peticiones de la gremial, no de forma presencial, sino por línea.

La base está enardecida porque hay un cuchicheo en la esfera
sindical, cuya finalidad es mediatizar las demandas apremiantes, a la vez, porque en el pliego no se tomó en cuenta la revisión del fondo de pensiones, la restitución del tabulador de sueldos ni la del fondo de protección mutua, ¿entonces qué van a negociar con el gobierno?, sino llevan lo fundamental y lo más esencial del pliego de demandas.

El sindicato va por un aumento salarial del 20 por ciento negociable,
sin embargo, dicen los opositores, que el ex dirigente sindical, Juan Rafael Rosas Herrera, “es el mero mero”, el que manda y el que murmura a espaldas de todos, por lo que pretende aceptar el mismo porcentaje de incremento salarial y prestaciones sociales del año pasado, esto es, 4.3 por ciento directo al salario y el 3.5 en prestaciones sociales.

Todo hace presumir que la base trabajadora- 12 mil burócratas- ante
la inconformidad, porque se está negociando en la opacidad, se van a
desprender en una serie de manifestaciones, según, porque no van aceptar migajas ni fraudes, más, porque en las redes sociales, dicen que Juan Rafael Rosas Herrera, va por una diputación federal, utilizando a los trabajadores del gobierno estatal como punta de lanza en apoyo a su candidatura por el Partido Fuerza Social por México.

Por otra parte, ya está próxima la elección del nuevo comité del
sindicato en mención, en donde hay muchos intereses, lo cierto es que los meros meros, los marrulleros, los que manejan el teje y maneje de la gremial sindical ya andan candidateando al sucesor de la dinastía, se trata de Antonio Lazo, quien ya está en precampaña subrepticia regalando despensas y muchos regalos más, según, los mira todo.
carloscastellanos52@hotmail.com