ELECCIONES DE ESTADO EN EL 2021

0
348

ARENA POLITICA
Mario CASTELLANOS ALCAZAR

Según se vislumbra el panorama electoral, para el año 2021 habrá
elecciones de Estado en las que el presidente Andrés Manuel López Obrador, será el caudillo, quien decidirá la elección de los candidatos a las presidencias municipales, diputados y 15 gobernadores de igual número de entidades de la República Mexicana, además de destinar los recursos de los programas sociales para las campañas de los aspirantes a los puestos de elección popular.

El maniqueísmo electoral ya se viene dando desde ahora en las
entidades federativas con los reacomodos del gobierno federal a través de los delegados en los Estados, que tienen el teje y maneje de los recursos de los programas sociales y a la vez, se empiezan a manejar las piezas para hacer la auscultación de los candidatos morenistas, cuyos procedimientos son los mismos que utilizó el viejo PRI, que ahora, ya no tiene vela en el entierro, es decir, el tricolor es letra muerta en las elecciones del año 2021.

Lo cierto es que para el 2021 será el presidente López Obrador, quien
moverá el pandero político ante la nula presencia del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), que en la víspera del proceso electoral del año 2021, que serán decisivas para la elección presidencial del 2024, no tiene cuadros políticos, ni infraestructura territorial en las entidades del país pero también en el Comité Nacional de MORENA.


MORENA en la actualidad a un año y cinco meses del gobierno de
Obrador, no tiene la mínima presencia, tampoco liderazgos. Los comités directivos estatales y nacional están en la bancarrota y sin directriz. Todo está deshecho debido a las pugnas internas entre los grupos y tribus que se disputan el poder, por lo que no hay trabajo político electoral.

De ahí, que el presidente Obrador, en una ocasión manifestó que si el
partido MORENA no se direcciona y siguen las pugnas internas se le
cambiaría de nombre o desaparecería, nada más fatal, que no le favorece al gobierno de la Cuarta Transformación de México, sino todo lo contrario, lo perjudica y por consiguiente tendrá que tomar acciones que cambie el rumbo político del país.

Mientras tanto, Obrador sigue siendo el rey para unos y para otros el
caudillo, el que decide todo, el que dictamina y el que le da órdenes al Poder Legislativo, en cuanto a las leyes y reformas, que tengan que cambiarse o modificarse de acuerdo a los intereses del pueblo o de su gobierno, sin trastocar los programas sociales, que pare el son esenciales. Tiene la meta, que primero son los pobres y luego los potentados, siempre y cuando cumplan con sus obligaciones.

Desde esta óptica, Obrador, prepara el entramado para el proceso
electoral del 2021, que se inicia a finales del presente año, por lo que está reforzando a los delegados, algunos especiales, en las entidades del país, incluso, en medio de la pandemia del coronavirus, está nombrando a sus corifeos, es decir a sus representantes que vengan a fortalecer a la Cuarta Trasformación se México.


Que si no está politizando el dolor de la gente que se ve amenazada por la pandemia del COVID- 19, claro, que sí. Esto está haciendo al nombrar sutilmente a delegados especiales en algunas entidades del país para que atiendan y den solución a la propagación de la pandemia, algo así, como coordinadores entre los gobiernos estales y el federal, pero en lo concreto no vienen a eso, sino a sondear políticamente el panorama electoral para el año 2021.

Incluso, Obrador ya está lanzando a sus prospectas para las
candidaturas a gobernadores. Así, lo hizo en Oaxaca con el nombramiento de la senadora morenista, Susana Harp Iturribarría, como delegada especial para atender el problema agudo de la pandemia del Covid- 19, pero no es eso, sino más bien, viene a promoverse como aspirante a suceder al actual
gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa.

Por cierto, que Obrador designó a cinco mujeres para igual número de
entidades del país, predestinadas como gobernadoras, para Oaxaca,
Veracruz, Guerrero, Morelos y Puebla, por cierto, son los Estados en donde el clima político electoral está muy viciado entre los mismos grupos que se dicen ser de MORENA, por lo que quiere cambiar la incertidumbre con la elección de mujeres, atendiendo la equidad de género.

Por cierto, en Oaxaca, el nombramiento de Susana Harp Iturribarría,
sigue despertando suspicacias entre la ciudadanía, pero más que todo en el medio político, por una parte, porque esta mujer no reúne las expectativas para llegar a la gubernatura, es decir, no tiene ascendencia política, y por la otra, tiene que enfrentarse a las tribus demoledoras de MORENA, que existen en esta entidad, encabezadas por el senador morenista, Salomón Jara Cruz, quien también aspira a la misma gubernatura.

Oaxaca es tierra de bárbaros para una Susana sin colmillo, he ahí, su
trabajo político que tiene que realizar. ¡cuidado con el cavernícola, Flavio Sosa Villavicencio!
carloscastellans52@hotmail.com

Comentarios

comments