MURAT EN AVENTURA MEDIÁTICA

0
398

Mario CASTELLANOS ALCAZAR
ARENA POLITICA

A contra corriente el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa,
trata de salir de su sedentarismo político- y se lanza a una aventura por el liderato de los gobernadores del sureste de la República Mexicana, abanderando un Pacto de la Unidad Nacional en plena contingencia del coronavirus para enfrentar la pandemia y la repulsa de los mandatarios panistas e independientes que exigen la modificación del Pacto Fiscal Federal.

En una aventura mediática se brinca su trinchera estatal a la nacional
para figurar en los medios nacionales con la premisa de secundar al
presidente Andrés Manuel López Obrador, en estos momentos de crisis, no solo para pronunciarse por un Pacto de Unidad Nacional, sino para
manifestarse en contra de los gobernadores del noroeste de la República Mexicana, que apenas hace unos días se manifestaron para exigir la revisión del Pacto Fiscal Federal.

Dichos gobernadores, de Nuevo León, Tamaulipas, Coahuila, entre otros, de Acción Nacional exigen mayor presupuesto de acuerdo a las aportaciones fiscales que cada entidad hace a la federación, ya que la Secretaría de Hacienda no les regresa lo que en realidad les corresponde, por ejemplo, a Nuevo León por cada peso que aporta a las arcas del gobierno federal, solo recibe 20 centavos.


A esto el gobernador de Oaxaca Alejandro Murat Hinojosa en sus albores de la política como mandatario de esta entidad sumergida en la pobreza y marginación, dijo que no es posible en estos momentos de crisis por la pandemia, además de que cada Estado tiene sus propias responsabilidades, derechos y obligaciones.

Su propuesta es no a la modificación y revisión de este Pacto Fiscal, lo
que representa un sospechoso espaldarazo al presidente de la izquierda
mexicana, Andrés Manuel López Obrador, sin tomar en cuenta que Oaxaca es una entidad olvidada por los gobiernos del otrora neoliberalismo que dejo al país y principalmente al sureste en la fatal pobreza, marginación y explotación.

En fin, es la jugada de la política de los Murat, si recordamos que son los inventores e los pactos. El ex gobernador de Oaxaca, José Murat Casab fue el precursor del “Pacto por México” en la administración del ahora expresidente, Enrique Peña Nieto (PRI) en el que se le dio cabida al PAN y PRD, para mantener a estos partidos quietos y a la diestra del gobierno federal- El “Pacto por México” fue la cuna de las reformas estructurales en los diversos giros de la vida política de la nación mexicana, en lo económico, político, educación, laboral, desarrollo, en materia energética, según para lograr un cambio de mejoramiento de la vida de los mexicanos, pero resultó un fracaso. Estas reformas fueron derogadas por el actual presidente López Obrador.

Hoy en medio de la penumbra, el gobernador de Oaxaca, Alejandro
Murat Hinojosa hace su escaño y sigue la misma ruta de su padre, Murat Casab, al proponer el Pacto de la Unidad Nacional, que aporte medidas y estrategias para salir de la crisis del Coronavirus-COVID- 19 y asimismo la pronta reactivación económica, pero una cosa es la teoría y otra el pragmatismo.


De paso arremete contra la política de los gobernadores del noreste de
la República Mexicana y nueve gobernadores del PAN, que exigen
enérgicamente una modificación del Pacto Fiscal Federal para exigir más presupuesto con el fin de salir al paso de la pandemia, pero también piden un inventario inmediato, urgente y transparente de la capacidad hospitalaria y medicamentos del sector salud federal en las entidades de la federación- Todo parece que a río revuelto ganancia de pescadores, en el gobierno de Murat Hinojosa, quien está interactuando con el presidente Obrador, bien para buscar el liderazgo de los gobernadores del sureste de México y por otra, entregarse abiertamente a la política transversal del presidente de la
izquierda mexicana para buscar candidaturas mixtas entre el Partido Verde Ecologista y MORENA, cuyo intento es lanzar a su sucesor a la gubernatura par el año 2022.

La política picaresca viene del viejo Murat Casab, especialista en los
pactos para acercarse a los presidentes en turno, ahora con el gobierno de Obrador, con la finalidad de lograr escaños: presidencias municipales, diputaciones, senadurías. Por el momento urden la gubernatura para su hijo menor, Eduardo Murat Hinojosa, por el Estado de México o por Chiapas. Porahí va la cosa.
Quiere la sigla de Morena.

carloscastellanos52@hotmail.com

Comentarios

comments