TRUMP Y LA SOBERANÍA DE MÉXICO

0
13

Mario CASTELLANOS ALCAZAR
ARENA POLITICA

Nuevamente el presidente de Estados Unidos de América, Donald Trump, amenaza con violar la soberanía de México, al clasificar a los cárteles del territorio mexicano, como grupos terroristas y la intentona de enviar a los soldados estadounidenses a combatir la delincuencia y detener el tráfico de drogas al vecino país del norte.

Esto, ante el clima desbordado de violencia, que según, expertos y académicos del vecino país del norte ha provocado la presencia beligerante de cuando menos 20 cárteles y organizaciones del crimen organizado, que mantienen crispado al 40 por ciento de la población mexicana, en cuyo territorio, existe una lucha del narcotráfico contra el Estado, es decir, se trata de una rebatinga por el poder político.

El antecedente habla por sí solo, tomando en cuenta, que, a un año del gobierno de Obrador, se han registrado 30 mil asesinatos y 53 masacres relacionados con el narcotráfico, que ha rebasado a las instituciones, imposibilitadas de aplicar el Estado de Derecho.


De ahí, que la intromisión del presidente Donald Trump, a territorio mexicano, no es de apenas, sino de siempre, primero, con la amenaza de imponer aranceles hasta del 25 por ciento a los productos que México exporta a los Estados Unidos, la construcción del muro en la frontera de ambos países y ahora con enviar al ejército estadounidense para acabar con los narcotraficantes, no obstante que el gobierno de Obrador ya cumplió con no dejar pasar a los migrantes centroamericanos al vecino país del norte.

El problema se agudizó en un año de la administración del gobierno de la izquierda mexicana, Andrés Manuel López Obrador, quien, ya no ve lo duro, sino lo tupido, ante su tolerancia excesiva a los cárteles, que han tomado las principales plazas de las entidades de la República Mexicana: Guerrero, Michoacán, Sinaloa, Tamaulipas, Guanajuato, Chihuahua y Veracruz, entre otras.

Por esto, Donald Trump, pretende declarar a los cárteles de Mexicanos como grupos terroristas y advierte que pudiera acabar con la violencia de este país, en el momento que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, solicite la intervención de las fuerzas armadas norteamericanas, pues este ejército militar exterminaría al ejército del narcotráfico.

De hecho con la designación de terroristas a los capos, el gobierno gringo, podría ejercer su exceso de poder y entonces, vendría la intervención de las tropas armadas de aquel país, a México, para combatir al narcotráfico y acabar con la violencia, pero ello, sería violar la soberanía del territorio mexicano, lo que rompería la relación bilateral de ambas naciones a sabiendas que el gobierno obradorista no quiere eso, ni los mismos connacionales, porque se trata de un problema interno que solo corresponde resolver los mexicanos.


Desde luego, que la relación bilateral entre México y Estados Unidos de América se ha venido deteriorando con la anuencia del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, desde que dejó en libertad a Ovidio Guzmán López, hijo del capo, Joaquín, “el Chapo Guzmán”, integrantes del cártel de Sinaloa, este último, preso en el vecino país del norte por diversos delitos relacionados con el tráfico de estupefacientes.

Ovidio fue el detonante que le causó gran irritación al gobierno estadounidense, pues incluso, había pedido la extradición de este, para ser juzgado de acuerdo a la ley de aquel país, sin embargo, al ser detenido en Culiacán, Sinaloa, tras un intento fallido de la Guardia Nacional, fue puesto en libertad, luego que el cártel tomó por asalto la plaza de dicha entidad con un saldo de una decena de asesinatos, quema de vehículos y la fuga forzada de 50 reos que purgaban una condena por delitos de alta peligrosidad en este Estado.

Otro factor determinante fue la emboscada de nueve miembros de la
familia LeBarón en inmediaciones de Sonora, en donde murieron tres mujeres y 6 menores de edad, por un grupo delincuencial, cuyas
investigaciones continúan en proceso, situación que se agravó, porque los agraviados tienen doble nacionalidad- México, Estados Unidos, que utilizó como bandera política el gobierno de Trump.

Por cierto, que el asilo, que el gobierno mexicano dio al expresidente de Bolivia, Evo Morales, luego de que este renunció al cargo por un presunto golpe de Estado, por haber incurrido en una cuarta reelección y presunto fraude electoral, luego de 14 años en la presidencia, por ser de corte socialista, causó irritación al gobierno de Estados Unidos de América, por lo mismo, que se trata de dos polos opuestos, entre el capitalismo y el populismo del socialismo Boliviano, cuyo país de Sudamérica es la tercera nación productora de cocaína, por lo que Trump, estará siempre contra el narco y el terrorismo de los países socialistas. México lleva este rumbo.

carloscastellanos52@hotmail.com

Comentarios

comments