Honk Kong amaga con fuego a inconformes

0
108

Antidisturbios enfrentan mayor resistencia en las protestas por la democracia, que siguen en campus universitarios; usaremos más fuerza si nos atacan, advierten las autoridades

Después de luchar para disuadir a manifestantes antigubernamentales, afuera de una universidad, con cañones de agua y gases lacrimógenos, la policía de Hong Kong rodeó a disidentes y comenzó a arrestarlos, con la advertencia de que si en los próximos días se encuentran con más resistencia, atacarán “con fuego vivo”, en una de las confrontaciones más tensas en los seis meses de lucha por la democracia, que se trasladó en los últimos días a los campus universitarios.

  • El dato. El Ejército de China está autorizado para ayudar a mantener el orden público en Hong Kong, pero sólo a petición del gobierno local, la medida no se ha dado hasta el momento.

Ayer, los manifestantes de la Universidad Politécnica de Hong Kong lanzaron cocteles molotov; un oficial de enlace de la policía con los medios de comunicación fue incendiado con una flecha.

En otro fin de semana consecutivo de movilizaciones, las escaramuzas estallaron; el aire lucía espeso con gases lacrimógenos y un vehículo policial explotó en llamas. Al final de la jornada, cuando la policía cesó sus acciones, advirtió en su cuenta de Facebook que si las manifestaciones no reducen su apuesta habrá medidas más fuertes.

“Estamos pidiendo a los manifestantes que dejen de atacar a la policía con autos, bombas de gas y arcos y flechas. De lo contrario, utilizaremos la fuerza”, remarcó la autoridad, en un tomo menos tolerante hacia los disidentes que marchan contra el control chino de la ciudad.


El nivel de la violencia ya había escalado en días pasados, con el empleo, por parte de manifestantes de arcos y flechas, junto con bombas incendiarias lanzadas con catapultas. Miles de inconformes, jóvenes en su mayoría, intentan mantener la presión sobre el gobierno local, que ha rechazado la mayoría de sus demandas.

Las protestas comenzaron hace más de cinco meses en respuesta a una propuesta de ley que habría permitido extraditar a sospechosos de delitos a la China continental. Los activistas lo percibieron como una erosión de la autonomía hong-konesa según el sistema “un país, dos sistemas” introducido en 1997, cuando Gran Bretaña devolvió el territorio a China.

La ley se ha retirado, pero las protestas han evolucionado en un movimiento de resistencia más amplio contra las restricciones chinas, así como reclamos de reformas democráticas para el territorio semiautónomo.

Los choques del domingo llegaron tras horas de asedio y violentos altercados la noche anterior. Muchos manifestantes se retiraron al campus de la Politécnica, donde han colocado barricadas y establecido controles de acceso. Otro grupo de activistas lanzó adoquines a la calle para bloquear una importante avenida en el distrito de Mongkok.


Legisladores de oposición emitieron un comunicado criticando al Ejército chino por sumarse a las operaciones para despejar calles de la ciudad cerca de la Universidad Baptista de Hong Kong.

Decenas de soldados chinos, vestidos con pantalones cortos negros y camisetas color olivo, salieron de un cuartel para recoger adoquines, piedras y otros objetos diseminados en las calles que impedían la normalidad del tránsito. La policía antidisturbios de Hong Kong estaba pendiente desde calles próximas.

El gobierno de Hong Kong aseguró que no había solicitado la asistencia militar en las labores de limpieza y las describió como una actividad comunitaria voluntaria.

Comentarios

comments