IMPUNE LA MASACRE DE NOCHIXTLAN

0
135

Mario CASTELLANOS ALCAZAR
ARENA POLITICA

El 19 de junio del año 2019 se cumplieron tres años de la
masacre de Nochixtlán, Oaxaca, de la Policía Federal en contra de un
contingente de maestros y padres de familia para desalojarlos de una
manifestación y toma de la carretera que comunica a la ciudad de Oaxaca con la capital del país con un saldo de ocho muertos y más de un centenar de heridos siendo el gobernador Gabino Cue Monteagudo.

La protesta de los maestros de la Coordinadora Nacional de los
Trabajadores de la Educación (CNTE) encabezada por la Sección 22 del
Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE) fue para demandar la cancelación de la Reforma Educativa impuesta por el presidente de México,, Enrique Peña Nieto, que era punitiva y afectaba los derechos laborales y profesionales del magisterio disidente.

La lucha llegó a las últimas consecuencias con el encarcelamiento
del dirigente de la Sección 22 del SNTE, Rubén Núñez Ginés, el 12 de junio del año 2016 acusado de lavado de dinero de 25 millones de pesos junto con el entonces Secretario de Organización, Francisco Villalobos y el tesorero, Aciel Sibaja Mendoza, entre otros prisioneros, a lo que le llamaron represión del Gobierno Federal y Estatal, lo que dio lugar a la reorganización de la CNTE y a una lucha sin cuartel que motivo hasta hoy la caída de la mal llamada Reforma Educativa.


Como consecuencia, el magisterio oaxaqueño se levanta en
protesta cada año por esta fecha para demandar justicia en contra de los implicados de la masacre del 19 de junio del año 2016, cuyos presuntos culpables son el Gobierno Federal y el entonces gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo, de quien piden juicio político y encarcelamiento, entre otros implicados, pues este atentado está impune. Se responsabiliza directamente a la Policía Federal y Estatal que actuaron con alevosía y ventaja en contra de las víctimas que resultaron ser civiles de organizaciones sociales.

La lucha sigue por parte de la CNTE, ahora con el nuevo presidente de
la izquierda mexicana, Andrés Manuel López Obrador, quien desde su
campaña como candidato se comprometió estar al lado de la disidencia magisterial y asimismo al llegar al poder cancelaría la Reforma Educativa impuesta por su antecesor, Enrique Peña Nieto, promesa que ya cumplió tras una serie de paros y movilizaciones del magisterio insurgente, que aún no queda de acuerdo con dicha revocación al considerar que solo fue un maquillaje y es la “misma gata nada más que revolcada”.

Los paros, bloqueos y plantones continúan en ocasión de este 19 de
junio para denunciar combativamente el atentado en contra del magisterio oaxaqueño y organizaciones sociales con referencia a la agresión de Nochixtlán, Oaxaca, por ello la Sección 22 del CNTE convocó nuevamente a un paro y a una manifestación allá en Nochixtlán afectando a más de un millón de escolares al igual que lo hizo el 14 de junio, también con una suspensión de labores para protestar en contra del desalojo de los maestros del zócalo de la capital oaxaqueña, entonces por el gobernador Ulises Ruiz Ortiz, quien hizo uso de la fuerza policiaca, por lo que demandan juicio político para este ex gobernante.

La CNTE nació como una organización sindical el 17 de diciembre del
año 1979 en el sur de la República Mexicana. Su cuna es la Sección 22 de Oaxaca, cuyas jornadas de movilización del año 1989 fueron definitivas para la destitución del Secretario General del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), Carlos Jonguitud Barrios, cacique de “Vanguardia Revolucionaria”, quien presentó su renuncia e inmediatamente el entonces presidente de México, Carlos Salinas de Gortari impuso a Esther Gordillo Morales, quien fue encarcelada por el gobierno de Enrique Peña Nieto del año 2013 al 2018 acusada de fraude, evasión fiscal y asociación delictuosa.


El 28 de febrero del año 2013, Peña Nieto reconoció como dirigente del SNTE a Juan Díaz de la Torre, quien era el asesor en asuntos jurídicos y laborales de Esther Gordillo Morales, quien al salir libre de prisión vuelve nuevamente a tratar de llegar a la dirigencia del SNTE, sin embargo logró la imposición bajo sucias maniobras de Alfonso Cepeda Salas, actual dirigente de facto, pues no tiene iniciativa alguna, pero tampoco la CNTE ha crecido políticamente y se ha convertido en un instrumento de presión para los gobernantes en turno.
carloscastellanos52@hotmail.com

Comentarios

comments