MORALES NIÑO, MISOGINO

0
167

ARENA POLITICA por: Mario CASTELLANOS ALCAZAR

Sin duda, la LXIV Legislatura del Estado de Oaxaca integrada por 42 diputados, la mayoría de MORENA, va de tumbo en tumbo,  de error en error y de crítica en crítica, en estado deprimente, por la improvisación de sus componentes, pero más que todo de los morenistas y sus aliados  del Partido del Trabajo (PT), pero el resultado es negativo: nula productividad legislativa.

              Entre estos legisladores sin metodología destaca el presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, Cesar Morales Niño (PT), quien ya se ganó a pulso el estigma de misógino de poca monta, que por su preferencia de sexo, descalificó a la mujer, a la que mina su capacidad y profesionalismo para realizar trabajos políticos- administrativos, es decir sigue creyendo que la mujer no es capaz para desempeñar un puesto público, lo que representa una barrera y por supuesto la violación de los derechos humanos y la violencia de genero.

        Para no ir tan lejos, la semana pasada se presentó un caso inédito, una bataola, que protagonizó el diputado del Partido del Trabajo (PT), Cesar Morales Niño, quien no escatimó los principios y valores propios  de la mujer, en este caso de la Secretaría de Movilidad, Mariana Nazar Piñeiro, a quien se le fue encima con  ánimo desquiciado, esquizofrénico, propia de un misógino que por cuestiones de género denigra a la mujer.


            Niño se vio vacilante y muy exacerbado en una cuestión que lo hizo incomodo, pues si bien, no le costó mucho trabajo, fue rechazado y abucheado por sus mismos compañeros , políticos y organizaciones sociales , por el hecho de violar la reputación de Nazar Piñeiro, quien como funcionaria goza de una licencia por gravidez, a la que tienen derecho para dar a luz a su ser querido, esto le valió- y aprovechó para tirar su ironía y lo más que pudo hacer desde la tribuna del Congreso Legislativo es pedir la renuncia de esta servidora pública, cuando no lo debió haber hecho porque está fuera de servicio.

          Y aunque, el diputado mencionado jura y perjura que no fue su intención, o más bien dicho, él no fue, no fue así, entonces quien fue, se preguntan, si él solo, dijo, sometió a consenso del pleno la aprobación de un punto de acuerdo para que el gobierno estatal nombre a un encargado de la SEMOVI para que este resuelva los  problemas del transporte, pero en realidad el fondo es otro, que no es más, que el golpeteo en contra del gobierno de Murat, y de tras de todo esto está la mano siniestra del diputado federal del  (PT), Benjamín Robles Montoya, quien está haciendo su trabajo sucio para llegar a la gubernatura de Oaxaca en el año 2022.

        El pretexto fue el cúmulo de problemas en el transporte del servicio de pasajeros que protagonizan los taxistas y moto taxis, que últimamente han generado actos de violencia desmedida y enfrentamientos con graves daños materiales-quema de unidades móviles y muertes de quienes se dedican a esta actividad, todo por la disputa de las concesiones, lo que ha dado lugar a la irregularidad de este servicio público en manos de un monopolio supuestamente por un vacío de autoridad, como ha ocurrido últimamente en Pinotepa Nacional y Nochixtlan.

      Esto le bastó a Niño para pedir la renuncia de dicha funcionaria o que el gobierno estatal nombre de inmediato a un encargado con la suficiente facultad para resolver los problemas en  materia del transporte, pero no lo hizo de manera diplomática, sino de una forma desairada y grosera, lo que motivo  que las  mujeres diputadas lo criticaran acremente en voz de la legisladora priista, Lilia Mendoza Cruz, quien dejó claro que se trata de un acto de  violencia de género, y de ahí se vino en cascada el repudió para el mencionado diputado , quien abuso de su jeringonza.


        Había señalado que la titular de la Secretaría de Movilidad, Nazar Piñeiro, lejos de atender su licencia por gravidez, deje de administrar los conflictos del transporte a través de sus redes sociales, o en su caso, que renuncie, y de ahí viene el reclamo de los agraviados, estos dijeron, que la funcionaria tiene una licencia por maternidad, más no por incapacidad, y que su embarazo no la convierte en incapaz.

     Todo fue una revuelta de mala imagen para el Congreso del Estado, cuya,  misión es la defensa de los derechos humanos, pero también se ha convertido en un crisol de desencanto con nulo trabajo legislativo por la carencia de una agenda de trabajo, pero eso sí, están por la disputa del presupuesto del Congreso, que este año será de los mil 100 millones de pesos, y por supuesto que a nadie le rinden cuentas.  

     El Partido del Trabajo (PT) es un aliado a MORENA, que por sí solo, no tiene la representación. Este partido es representado en Oaxaca por el diputado federal, Benjamín Robles Montoya, aspirante a la gubernatura del Estado, por cierto con nulas posibilidades, pero ya empieza a golpear al gobierno estatal, y todo lo hace a través de su patiño, Morales Niño, quien cumple a ciegas con las disposiciones de su mecenas, por lo que no se descarta que a partir de esta fecha el PT empiece a cuestionar a los funcionarios del gabinete estatal, lo que implica un ataque directo al Gobernador Murat ( PRI ), por el hecho de que este le entregará el gobierno de Oaxaca, para el año 2022, a MORENA, y por supuesto que Robles Montoya no será el abanderado del partido morenista, como lo pretende.

             carloscastellanos52@hotmail.com

Comentarios

comments