MAESTROS, QUIEREN LA RECTORÍA DE LA EDUCACIÓN

0
204

ARENA POLÍTICA POR: MARIO CASTELLANOS ALCAZAR

Causa impresión, suspicacias, escepticismo y mucha especulación el hecho de que la Sección 22 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación  (SNTE), que no es más, que el corazón de la CNTE, este encabezando las protestas en contra de la Reforma Educativa y la aprobación de un nuevo régimen educativo.

Es raro y sintomático que un pequeño grupo de los maestros más radicales, encabezados por el Secretario General de la Sección 22 del SNTE, Eloy López Hernández y seguidores a fines, estén causando la rebatinga para exigir una reforma educativa a modo con la finalidad de conservar sus prebendas, es decir no les importa la educación, sino el poder.

       Los maestros oaxaqueños toman y bloquean los accesos del recinto legislativo de San Lázaro, gozan de impunidad y la tolerancia del Gobierno Federal, porque la Sección 22, principalmente, no acepta los términos de la nueva reforma que por supuesto ya no será punitiva, pero tratan de sacar más provecho y privilegios que han logrado con el gobierno estatal de Oaxaca.


        La Sección 22 es la que está al frente de todo el borlote, la que habla a nombre de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE). Esto despierta una serie de rumores, que al final,  todo puede ser cierto.

      La CNTE quiere la rectoría de la educación, particularmente en Oaxaca, en donde ya tuvieron 20 años el mando del Instituto Estatal de la Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), que les fue arrebatado por el ex gobernador, Gabino Cué Monteagudo, por cierto, lo único bueno que hizo este gobernante- y por supuesto que los maestros quieren regresar a sus fueros; ahora la CNTE quiere estandarizar este mismo privilegio a las entidades en donde tienen presencia, es decir quieren la  rectoría de la educación.

     Esto significa tener en las manos las plazas y el presupuesto destinado a la educación, por encima del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), es decir están aferrados al poder, pues quieren ser juez y parte. Es como si el gobierno quisiera tener el control de los puestos sindicales, cuando se debieran respetar las autonomías de cada institución por el bien de la educación y el cumplimento de los mandos institucionales.

       Y es que la Sección 22 es la única de las 62 secciones que existen en la República Mexicana, que tiene el contrato de las plazas, la tuvo durante 20 años que estuvo en sus manos el IEEPO, y lo sigue teniendo bajo reservas, sin olvidar que han logrado muchos privilegios, que les otorga del gobierno estatal, todo esto ha dejado una deuda de miles de millones de pesos destinados a la educación de los oaxaqueños.


       La nueva ley educativa que pondrá en marcha el gobierno de Obrador, ya son será punitiva, es decir, ya no habrá riesgo de que los maestros pierdan su trabajo, sin embargo, habrá nuevos reglamentos y normas para que el gobierno mantenga la autonomía de la educación, es decir habrá control estricto en el manejo de las plazas, las cuales ya no se podrán vender. Los maestros no manejarán  un solo centavo del presupuesto a la educación, esto sin duda, que perjudica la ambición desmedida de la CNTE, sobre todo en Oaxaca, en donde la Sección 22 ha mantenido el mando de la educación.

       La venta y el tráfico de plazas es el negocio fuerte de la CNTE, más en Oaxaca, en donde han logrado el poder por encima de las autoridades. No tienen llenadera, y esto es corrupción pura, ya  sospechada por el Gobierno Federal.

             El presidente López Obrador les ha llamado la atención a los maestros radicales, los ha tildado de conservadores y charlatanes de la política, pero ha sido muy claro al reiterar: “no queremos más venta de plazas ni trafiques con la nómina, eso es corrupción; eso no se permitirá a nadie, aunque sean los más radicales o extremistas, así sean de izquierda o derecha”, dijo en referencia a la CNTE, pero también les ha reiterado que tengan mucho cuidado porque el pueblo ya se está dando cuenta de que están fuera de contexto, incluso el presidente aludió, que en todo caso, está listo para tratar con los padres de familia y no con los líderes radicales, ¡más claro ni el agua!.

        Es lamentable que la Sección 22 del SNTE este demostrando un alto grado de corrupción, al ser la punta de lanza, ahora para obstruir  la nueva reforma educativa del presidente obrador. La CNTE exige mil 500 plazas para traficarlas de acuerdo a sus intereses, eso es corrupción.

        carloscastellanos52@hotmail.com  

Comentarios

comments