Por anarquía, detonan delitos; bancos manejan billetes falsos

0
201

Opinión de Alfredo Martínez de Aguilar / DETRÁS DE LA NOTICIA

Cada día que Oaxaca vive en medio de la debacle cunde más la alarma y la indignación en amplios sectores de la capital oaxaqueña. El caos afecta el ámbito económico, político y social.

La razón de esta honda preocupación es muy simple y sencilla: al amparo de la anarquía total se rebasan los niveles delincuenciales alcanzados en el prefabricado conflicto político de 2006.

Aumentan las extorsiones telefónicas, los robos a negocios, empresas y casas habitación; los asaltos a mano armada en las calles; el robo de vehículos, llantas, partes y refacciones.


Y, ahora, lo que faltaba. La entrega y manejo de billetes falsos de 200 y 500 pesos en los diferentes bancos. Los casos más frecuentes se suceden en Banamex, HSBC y Banorte.

Numerosos lectores que nos expresan su apoyo y solidaridad por la criminalización de nuestro trabajo periodístico, lo que agradecemos, nos han hecho llegar sus denuncias al respecto.

Transcribo a continuación algunos de los comentarios recibidos. A petición de los interesados omito los nombres y direcciones electrónicas, para evitar represalias.

“Hola Alfredo: He leído tus opiniones respecto a la CNTE y sus motivaciones guerrilleras, políticas y delictivas, así como las desastrosas consecuencias en la sociedad y economía oaxaqueña”.


“Coincido contigo. Lo más preocupante, sin embargo, es que todavía haya segmentos de la población que los apoyen o que permanezcan impasibles frente a sus actos violentos”.

“Te escribo para comentarte algo que le sucedió ayer lunes 11 de julio a una de mis tías y a mi mamá y que me parece puede tener relación con los grupos violentos que acompañan a la sección 22 (sus socios, que no infiltrados, pues están ahí con su consentimiento y acuerdo)”. “Poco antes del mediodía le llamaron por teléfono a una de mis tías, hermana de mi mamá. Sabían su nombre y le empezó a hablar un hombre que le dijo que había una denuncia en su contra por parte de unas vecinas, supuestamente de nombres Alejandra Nájera Martínez y Nayely Carrillo”.

“Añadió que para que no procediera la acusación en su contra, él podía ayudarla a cambio de dinero para lo cual podía ir en ese momento a su domicilio. Mi tía le dijo que no tenía dinero y, entonces, el hombre le dijo que con esa casota que tenía cómo no iba a tener dinero. Esa persona conocía la ubicación de la casa y había visto el exterior por las descripciones que hizo”.

“Mi tía vive en el centro, a poco más de dos cuadras del zócalo y tiene una casa con una fachada grande y bonita, a unos cuantos pasos del plantón. Entonces, el hombre empezó a amenazarla con matarla o secuestrarla a ella o a alguno de sus hijos. Le dijo que no era ni del grupo de los Z ni de otra asociación criminal, sino de un grupo compuesto tanto por hombres como por mujeres”.

“A mi mamá le llamaron después del mediodía. Y le contaron exactamente la misma historia, solamente que, en su caso, el hombre se identificó como comandante José Luis Toledo Díaz, mi mamá pensó en un principio que era alguien de la policía”.

“El tipo mencionó los mismos nombres de las supuestas vecinas y como mi mamá lo escuchó pero no le daba información personal ni reaccionaba como él esperaba, ni aceptó que fuera a verla a la casa para entregarle unas supuestas fotos que la comprometían a cambio de dinero, entonces, el sujeto le dijo que era un comandante Z y empezó también a amenazarla, incluso con hacerle daño a su hija, pero no mencionó el nombre”.

“Es obvio que tienen algunos datos pero no los suficientes y tengo la impresión que por el aspecto de las casas piensan que podrían obtener dinero rápido. Aunque no me consta y podría tratarse de cualquier delincuente, tengo también la impresión que podría tratarse de gente que forma parte de cualquiera de los grupos de choque de la CNTE”.

“Por lo pronto, he alertado a algunos vecinos y mañana hablaré con otros más para organizarnos y cuidarnos unos a otros. Te comento lo anterior porque puede ser de utilidad para otros ciudadanos”.

“Estoy segura que bastantes personas han estado recibiendo este tipo de llamadas o van a recibirlas y es mejor que estén prevenidas para que no caigan en la trampa ni le permitan la entrada a su casa a gente con muy malas intenciones”.

El mensaje de otro lector: “Acostumbro leer con frecuencia tus comentarios, así como los de otros periodistas locales y nacionales. Me devuelve en parte la confianza en este país”.

“Desgraciadamente, con frecuencia tengo la impresión (la seguridad más bien) que un enorme sector de la población está dormido, por no decir muerto cívica y ciudadanamente”.

“Y ello es independiente de los títulos académicos que ostenten o no: La estupidez no tiene límites ni es propia de ciertos sectores nada más. El razonamiento libre de prejuicios, estados emocionales e intereses es más difícil de encontrar”.

Independientemente de exigir a las corporaciones policíacas federales y estatales que investiguen los números telefónicos desde los que se hacen las llamadas para extorsionar, es importante alertar a la población para que no se deje sorprender.

Y en el caso del manejo y entrega de billetes falsos de 200 y 500 pesos en las instituciones bancarias, es urgente la intervención de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para evitar que se siga defraudando a clientes o no que acuden a los bancos.

Es increíble que con todas las medidas de seguridad que los bancos imponen a los usuarios circulen en el sistema nacional bancario billetes falsos. Nada extraño, desde luego, porque son los principales lavadores de dinero del crimen organizado.

Pero lo más importante es la visión y sensibilidad de los propios oaxaqueños para enfrentar las adversidades y buscar soluciones a los problemas que enfrentan actualmente.

Una solución práctica y pragmática, como lo comenta uno de nuestros lectores, es hablar con los vecinos para alertarles y motivarles a organizarse casa por casa, calle por calle, manzana por manzana, colonia, fraccionamiento y barrio, para cuidarse unos a otros.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Comentarios

comments