Juez suspende parque eólico en Juchitán

0
112

Con el amparo otorgado por un Juez de Oaxaca, el pueblo de binnizá consiguió que se detuviera la construcción de un parque eólico y por consiguiente una victoria en la lucha por la conservación de su territorio.

Ciudad de México, 16 de diciembre (SinEmbargo).– El Juez Séptimo de Distrito en Oaxaca dictaminó el pasado viernes 11 de diciembre suspender de manera definitiva la construcción de un parque eólico en Juchitán, tras conceder el amparo presentado por más de mil indígenas del pueblo binnizá en el Istmo de Tehuantepec.

De acuerdo con organizaciones, “es un logro importante para los pueblos indígenas del país en la lucha por la conservación de su territorio”; además de que ratifica que han existido violaciones a los derechos de nuestros pueblos, por parte de diversas autoridades, entre ellas de la Secretaría de Energía (Sener) y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Desde hace unos meses, activistas habían denunciado acoso e intimidación para los pobladores. Al respecto, pidieron a los gobiernos federal, estatal y municipal,  respetar el amparo y cesar el respaldo a las empresas privadas de ocupar su territorio y un alto a la criminalización de los defensores.


“Denunciamos que, desde el primer momento en que se interpuso este amparo hemos sufrido amenazas y hostigamiento, estamos siendo vigilados y perseguidos, al punto de no poder estar con tranquilidad en nuestros domicilios y oficinas, en este contexto, la radio comunitaria Radio Totopo fue intervenida, para impedir que continuará difundiendo información necesaria para el fortalecimiento de la resistencia”, manifestaron.
Desde 1994, el Istmo de Tehuantepec en Oaxaca, ha sido considerada una de las mejores regiones del mundo para el desarrollo de la industria eólica por su calidad del viento y, como consecuencia, comenzó a registrar la llegada de parques eólicos. Actualmente hay 21 parques eólicos, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Energía Eólica.

El parque de Energía Eólica del Sur consiste en 132 aerogeneradores para una capacidad total de 396 megawatts y una producción estimada en mil 310 gigawatts-hora, y requerirá una inversión estimada de 14 mil 454 millones de pesos.

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) detalló que en el caso de la consulta en Juchitán con respecto al parque de Eólica del Sur, el Estado mexicano no actuó de ninguna manera de buena fe, pues otorgó permisos y autorizaciones previas a la realización de la consulta, lo que, de acuerdo con tratados internacionales y el  Artículo 2 constitucional de la Reforma Energética que establecen que la consulta a los pueblos indígenas en el caso de proyectos de desarrollo en su territorio, debe ser de carácter previo, libre e informado, vulneró a las comunidades.

“La consulta no fue libre porque no pudimos expresar nuestra opinión y posición durante consulta, pues fuimos hostigados y perseguidos, por nuestros mismos paisanos, que ya tenían pactos realizados con las empresas y con el gobierno municipal”, aseguraron activistas.
Explicaron que la consulta no fue informada porque careció de información relativa a los impactos ni de uno, ni del conjunto de parques eólicos, sobre el paisaje, los ciclos biológicos de los suelos y formas de vida, que incluso fueron denunciadas por el ex relator de las naciones unidad en materia de pueblos indígenas, James Ayala, quien resaltó que el Gobierno mexicano tenía serias deficiencias en cuanto a la aplicación de la consulta.


En agosto pasado, la organización PODER denunció que la Comisión Reguladora de Energía autorizó a la empresa Energía Eólica del Sur para que comenzara la construcción y generación de energía eléctrica seis meses antes de que concluyera la consulta, en enero de 2015.

Información: Sin embargo

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here