0
181

El supuesto atentado que sufrió el diputado priísta Samuel Gurrión Matías estaría en duda, pues en el lugar donde presuntamente se registraron los hechos no encontraron casquillos ni indicios de disparos de arma de fuego.

Y es que el representante popular denunció que al retirarse de la comunidad de Santo Domingo de Morelos, en donde inauguró una cancha deportiva como parte de su gira de trabajo en el estado, su traslado fue detenido por un bloqueo carretero, en el cual hubo disparos de arma de fuego, de acuerdo con su versión.

Así mismo apuntó que ha recibido amenazas de muerte desde un número de teléfono celular, aunque ante los medios se negó a hacer público el número de las que provienen las supuestas amenazas.
Aunque Gurrión Matías negó que se trate de una estrategia de publicidad para aumentar su imagen, es sabido que el diputado utiliza este tipo de estrategias para buscar su promoción.


Cabe mencionar que el diputado federal ha sido acusado en diversas ocasiones por lavado de dinero, pues incluso el diario nacional “El Universal”, lo incluyó en una lista de los políticos que se habían enriquecido en un estado tan pobre como Oaxaca, la cual fue publicada en el mes de febrero, en la que el medio aseguró que sobre Gurrión Matías pesaba una investigación por enriquecimiento ilícito.

Asimismo se vio relacionado con la trata de personas cuando su empleada, Margarita Jiménez López, fue detenida por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) del estado de Oaxaca en coordinación con la Procuraduría del Estado de México, por mantener privada de su libertad a una joven con fines de trabajo doméstico. (Agencias)