EU frena deportaciones con medida ejecutiva de Obama

0
165

Se tensa relación con el Congreso; los beneficiados son en su mayoría padres de familia y jóvenes; no aplica a quienes hayan llegado desde 2010

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de noviembre.- El presidente Barack Obama anunció ayer un paso histórico, que podría definir su legado, al anunciar un plan para evitar la deportación de hasta cinco millones de indocumentados.

La medida administrativa, “satisface” a los inmigrantes y a la mayor parte de la minoría hispánica, pero plantea un choque con los republicanos que bien podría determinar lo que serán los dos últimos años de su régimen.

En un discurso transmitido en vivo sólo por las cadenas de televisión de habla española y algunas estaciones de cable en inglés, Obama anunció un paquete de medidas que concederán estatus legal a casi la mitad de los 11 millones de inmigrantes no autorizados en su país.


Esta acción ejecutiva permitirá que los indocumentados que sean padres de ciudadanos estadunidenses o residentes permanentes legales, conocidos como titulares de la tarjeta verde (green card), se registren con el gobierno federal y, de ser aprobados, recibirán protección de tres años contra cualquier deportación.

El plan también ampliará el grupo de inmigrantes indocumentados traídos al país cuando eran niños (dreamers).

Ninguno de los beneficiarios del plan de Obama sería elegible para la ciudadanía estadunidense o residencia, pero recibirá permisos de trabajo, número de Seguridad Social y la promesa de que no serán deportados a menos que cometan un delito grave.

Quienes deseen beneficiarse debieron haber llegado a la Unión Americana antes del 1 de enero de 2010. También tienen que registrarse,  pasar verificaciones de antecedentes de seguridad, pagar  multa,  e impuestos en el futuro.


Los que resulten amparados por las recientes medidas podrán optar por permisos de trabajo renovables cada dos años por lo que deberán pagar impuestos sobre los ingresos que perciban.

Las medidas “no permiten la naturalización ni dan el derecho a permanecer aquí permanentemente, ni conceden los beneficios que los ciudadanos (estadunidenses) reciben. Sólo el Congreso puede hacer eso. Lo único que estamos diciendo es que no vamos a deportarte”, dijo Obama.

De acuerdo con la Casa Blanca, “las órdenes del Ejecutivo aplican mano dura a la migración ilegal en la frontera, dan prioridad a la deportación de convictos y no de familias, y exige que determinados inmigrantes indocumentados se sometan a investigación de antecedentes penales y paguen su parte justa de impuestos, ya que se registran para permanecer temporalmente en EU, sin temor a la deportación”.

Advirtió, sin embargo, que “solamente el Congreso puede finalizar esta labor” y ofreció colaborar con el Congreso en un proyecto de ley bipartidista e integral, similar al que el Senado aprobó en 2013 para reemplazar las órdenes presidenciales y arregle todo el sistema.

Obama alegó en su mensaje que no se puede permitir que el sistema migratorio siga como hasta ahora. “Esa sería la verdadera amnistía”, precisó. “La amnistía masiva sería injusta. La deportación masiva sería a la vez imposible y contraria a nuestro carácter como nación.”

El mandatario defendió la medida contra acciones y denuncias de sus críticos que las calificaron como acciones ilegales, autoritarias, y hasta como “imperiales”.

“Las acciones que estoy tomando no sólo son legales, son los tipos de medidas adoptadas por cada presidente republicano y cada presidente demócrata durante el último medio siglo”, subrayó.

Desafió a que “aquellos miembros del Congreso que cuestionan mi autoridad para hacer que nuestro sistema de inmigración funcione mejor, o cuestionen mi juicio de actuar en donde el Congreso ha fallado, yo tengo una respuesta: Aprueben una ley.”

Se espera que la medida sea el eje de una confrontación política entre el Ejecutivo demócrata y la oposición republicana en el Congreso.

Ayer, el gobernador electo de Texas, Greg Abbott, prometió impugnar en los tribunales las acciones ejecutivas del presidente Barack Obama.

Abbott, quien es el fiscal general del estado hasta que remplace al gobernador Rick Perry en enero, hizo su pronunciamiento poco después que el presidente anunció sus  medidas; dijo que busca “garantizar la soberanía de nuestro estado y el estado de derecho tal como lo estipula la Constitución”.

Cooperan por la migración de latinos

Estados Unidos y México buscan frenar la migración de América Latina y el Caribe, principalmente de Centroamérica, a través de la cooperación internacional.

Al suscribir una carta de intención bilateral para reforzar proyectos triangulares con la región, Mark Feierstein, de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) dijo que la migración da motivos suficientes para reforzar la cooperación con los países del sur.

“Centroamérica finalmente es una región de suma importancia para México, también para los Estados Unidos. Hay nexos culturales, económicos, familiares y ahora con el tema de la migración hay aun más razones para tratar de promover el desarrollo en Centroamérica para que los niños, las familias no tengan que hacer el tránsito tan peligroso a los Estados Unidos.”

VER COMUNICADO ÍNTEGRO

El gobierno de México, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), da la bienvenida a las medidas administrativas en materia migratoria anunciadas la noche de este jueves por el Gobierno de Estados Unidos, que tienen el potencial de beneficiar a un número significativo de mexicanos en ese país y mejorar sus oportunidades, así como su dignidad y certidumbre.

Esta decisión permitirá incrementar las cuantiosas contribuciones de los mexicanos a la economía y sociedad de Estados Unidos. Asimismo, responde a múltiples necesidades expresadas por las comunidades y darán mayor certeza y seguridad a las familias.

El anuncio implica la expansión del programa de acción diferida para los llegados en la infancia (DACA, pos sus siglas en inglés); la creación de un nuevo programa de acción diferida para padres de ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes; la eliminación y sustitución del programa “comunidades seguras”; así como iniciativas para promover la integración de los migrantes y la ciudadanía; entre otras.

Respecto al anuncio hecho en torno al control fronterizo, el Gobierno de México estará atento a que en su instrumentación se respete la seguridad y los derechos humanos de los migrantes.

Es importante destacar que las medidas tomarán distintos periodos en ponerse en marcha. Mientras tanto, no hay solicitud ni pago alguno que realizar para apegarse a sus beneficios.

El gobierno de México hace un llamado a la comunidad mexicana en Estados Unidos a informarse sobre el contenido del anuncio por medio de fuentes oficiales así como de la red de 50 consulados y sus herramientas de comunicación: las sedes consulares; el Centro de Información y Asistencia a Mexicanos (CIAM) que opera todos los días (1 855 463 6395); la aplicación sin costo para teléfonos celulares y dispositivos móviles “MiConsulmex”; redes sociales; y los espacios con los que cuentan nuestros cónsules en radio y televisión.

La SRE, a través de la embajada de México en Estados Unidos y su red consular en ese país, dará seguimiento a la instrumentación de esta decisión para informar oportunamente a la comunidad mexicana y continuará ofreciendo asistencia y protección consular a todos los mexicanos, sin importar su condición migratoria”.

Información: Excelsior

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here