La lógica de Gabino…

0
195

Por Pablo Ramírez Puga.

Los tiempos cambian y los gobernantes en la actualidad se dedican prioritariamente a tener bien  identificados a los grupos de poder que son claves para la gobernabilidad de un estado, que a gobernar bajo un pleno estado de derecho.

El carácter, la sensibilidad, el sentido común, el espíritu justiciero, la legalidad, la honestidad, son atributos secundarios y muchas veces omisos en quienes gobiernan.

No es que los desconozcan, simplemente los relegan con tal de mantener el control político, social y económico en su estado.


Las grandes minorías están por sobre la silenciosa y poco participativa mayoría social.

De ahí la lógica del gobernador Gabino Cué Monteagudo, para mantenerse en el poder. De ahí que reconozca y siga tolerando la prepotencia magisterial sobre su gobierno.

Por eso asume que la Sección 22 no es un poder fáctico, “es una organización magisterial que tiene una posición política que dialoga como yo dialogo con otras organizaciones, el FPR en Oaxaca, Antorcha Campesina, son organizaciones sociales”, es la perenne postura de Cué Monteagudo.

O sea, la Sección 22 es clave para la gobernabilidad y sin su anuencia en la entidad no habría orden, paz y seguridad, como tampoco la habría sin el concurso de otras organizaciones como el FPR o Antorcha Campesina, o los triquis, o la UABJO, o los transportistas, etcétera.


Lo malo del asunto, es que tal visión del control de la gobernabilidad oaxaqueña ha generado cerca de mil organizaciones sociales y líderes que a través del chantaje y la presión política, literalmente todos los días traen de cabeza a la entidad, principalmente, a la caja de resonancia política; la capital del estado.

Y bajo esa lógica, él que aparentemente controla la situación (Gobernador Gabino Cué) se convierte en un barco velero sujeto a los vientos que soplan las organizaciones sociales.

Siendo la Sección 22 la organización más fuerte por su capacidad de movilización y presión política, es evidente que para ella existe la máxima consideración.

Uno se pregunta: ¿Y el mayoritario pueblo de Oaxaca que pitos toca en ese menjurje de gobernabilidad?….

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here