Hora de definiciones: Con el pueblo o contra el pueblo

0
150

Alfredo Martínez de Aguilar

La amable invitación del director de Canalgentelibre, Jorge Luis Círigo Vásquez, para compartir el pan y la sal durante la celebración de su Tercer Aniversario nos permitió compartir una reflexión.

De entrada, Ante Bárbara García, esposa de Jorge, colegas y amigos periodistas presentes dijimos que la simulación, la hipocresía y la farsa le han hecho siempre mucho daño a México y a Oaxaca.

Criticamos a los falsos revolucionarios que, diciéndose progresistas y demócratas, olvidan que la primera obligación del auténtico revolucionario honesto, es educar y enseñar a producir al pueblo


A partir de esta premisa, reiteramos una vez más que sin la luz de las letras que cambian la vida a las personas y sin el estómago satisfecho, los seres humanos jamás serán verdaderamente libres.

Insistimos, otra vez, que a nuestro juicio, no hay peor dependencia que la alimentaria, pues por hambre se empieza vendiendo el cuerpo y se termina vendiendo la libertad y dignidad humanas.

De ahí que convencidamente apostemos todo a la educación integral con valores universales compartidos por todos los pueblos del mundo, como la defensa de la vida, la libertad y la dignidad.

Dirigimos la crítica en este sentido, a los dirigentes de la mafia CNTE-EPR, cuyo cártel de la Sección XXII ha hundido a millones de oaxaqueños y oaxaqueñas en la ignorancia y miseria por 34 años.


A la vista de todos está el balance totalmente negativo del Movimiento Democrático de los Trabajadores de la Educación de Oaxaca (MDTEO), que ni es democrático ni educa para la libertad.

Ahí está a lo largo de los años la denuncia del régimen de terror tipo staliniano del Politburó que manipula tras bambalinas a los capos y sicarios del Cártel de la Sección XXII de la CNTE.

El panorama es desolador ante la pérdida de la soberanía nacional por las imposiciones del Imperio y las consecuentes injusticias y escandalosa corrupción de los malos gobernantes.

Frente a esta realidad destacamos que, hoy más que nunca, los medios de comunicación se han convertido en el único contrapoder en el mundo contra los poderes erigidos constitucionalmente.

Gobernantes, funcionarios y políticos corruptos y arbitrarios no temen a su conciencia porque no tienen y tampoco temen al juicio de la historia, que les sentará en el banquillo de los acusados.

Menos temen a la aplicación de la Ley porque la ingeniería constitucional de México y de Oaxaca garantiza su total impunidad y la Ley sólo se aplica, lamentablemente, por venganza política.

Sonó la hora de las definiciones con el pueblo o contra el pueblo, porque el hambre y sed físicas, y de justicia social, no entiende de miedo a morir cuando se muere poco a poco por hambre.

En tales condiciones, los medios de comunicación, tradicionales y emergentes, impresos, electrónicos y digitales, están llamados a jugar un papel preponderante para apoyar al pueblo.

Es indispensable, por tanto, la congruencia de los periodistas entre lo que piensan, dicen y hacen. Destacamos que este es un valor intangible de Jorge Luis Círigo Vásquez en Canalgentelibre.

Asimismo, resaltamos que el periodismo ciudadano que realiza Jorge Luis ha roto esquemas y paradigmas al demostrar que en Oaxaca sí se puede trabajar en equipo sin celos malentendidos.

alfredo_daguilar@hotmail.com director@revista-mujeres.com

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here