DETRÁS DE LA NOTICIA / Alfredo Martínez de Aguilar

* Es más que imperativo que la protesta sea reforzada legalmente con decenas de Juicios de Amparo, a fin de demandar que el IMPI dé marcha atrás en esta equivocada decisión.

* La férrea defensa de la soberanía de Oaxaca y de la autonomía de los 570 municipios, incluso recurriendo a tribunales internacionales, es una acción obligada ante los riegos de autoritarismo.

Ante la protesta de integrantes de la industria del mezcal de Oaxaca en la Ciudad de México,
encabezada por el gobernador Alejandro Murat, indispensable es recuperar la memoria histórica.


Guardadas las debidas proporciones, así lo hizo en su momento, con un plantón representativo en
el Zócalo del desaparecido Distrito Federal, el entonces gobernador José Murat, hace 16 años.

El reclamo del ex mandatario estatal y de los sectores productivos era más que válido, exigir
recursos al gobierno del presidente panista Vicente Fox Quesada. Y vaya que le funcionó la jugada.
A concretar esta jugada maestra en el gobierno del presidente de la primera alternancia que sacó
al PRI de Los Pinos acompañaron al gobernador José Murat sus siempre leales amigos oaxaqueños.

Ahí en la plancha de concreto del Zócalo del entonces Distrito Federal estuvieron al lado del
gobernante oaxaqueño, Celestino Manuel Alonso Álvarez y Carlos Guzmán Gardeazabal.

Hoy, en la protesta de los mezcaleros acompañan al gobernador Alejandro Murat los hijos y
sobrinos de los políticos, servidores públicos y dirigentes empresariales que acompañaron a Pepe.
La convocatoria de José Murat a los oaxaqueños, fue abierta y decididamente apoyada por los
integrantes de la Diputación federal oaxaqueña, liderada por Miguel Ángel Moreno Tello.


Destacado papel jugaron los dirigentes de las cámaras y organismos empresariales,
particularmente Carlos Guzmán Gardeazabal, al igual que ahora, dirigente estatal de Canacintra.

El inédito reclamo público del pueblo y gobierno oaxaqueño, realizado en el mes de noviembre de
2002, en la plancha del Zócalo del entonces Distrito Federal, funcionó a las mil maravillas.

La movilización en su modalidad de plantón dio como resultado que el presidente panista de la
primera alternancia, Vicente Fox Quesada, aumentara los recursos federales a Oaxaca.

Es necesario señalar que no basta la protesta por sí misma ante el Instituto Mexicano de la
Propiedad Intelectual por la ampliación de la Denominación de Origen del Mezcal a otros estados.

Es más que imperativo que la protesta sea reforzada legalmente con la interposición de decenas
de Juicios de Amparo, a fin de demandar que el IMPI dé marcha atrás en esta equivocada decisión.

Esperamos que la criticable disputa de los dirigentes de las diversas organizaciones de mezcaleros,
por aparecer públicamente del brazo del gobernador, no se repita en las acciones legales.

El protagonismo enfermizo, derivado de la soberbia de los dirigentes de las diversas
organizaciones de productores de mezcal, siempre ha dado al traste con las mejores intenciones.
Hoy, más que nunca, la férrea defensa de la soberanía del Estado de Oaxaca y de la autonomía de
los 570 municipios, incluso recurriendo a los tribunales internacionales, es una acción obligada
ante los riegos de autoritarismo del presidente electo.

De ninguna manera, se trata de levantarse en armas contra el Supremo Gobierno como ocurrió
durante la rebelión del Movimiento Soberanista que abarcó un lapso de 5 años, de 1915 a 1920.

Se trata, sí, de apoyarse masivamente en los instrumentos jurídicos que establece el propio Estado
de Derecho y las leyes que de este emanan, entre otros, de manera destacada el Juicio de Amparo.

Oaxaca tiene una historia poco conocida en materia de la defensa de su soberanía: en tres
ocasiones las autoridades políticas y de gobierno han declarado de manera oficial la soberanía de
la entidad, con el propósito de autogobernarse, pero sin romper con la Federación.

Ese fue el escenario del asesinato en 1872 del general Félix Díaz Mori, hermano de don Porfirio. Y
el general Jesús Carranza, hermano del jefe del ejército constitucionalista Venustiano Carranza,
fue capturado y fusilado en 1915 durante la rebelión soberanista ocurrida de 1915 a 1920.

El 21 de diciembre de 1857 el gobierno estatal “reasume su soberanía” y anuncia que se
gobernará por “leyes especiales” como una forma de repudio al golpe de Estado del general Félix
María Zuloaga contra la Constitución que él mismo había promulgado.

El 9 de noviembre de 1871, a raíz de la Revolución de la Noria de Porfirio Díaz contra Benito Juárez
por su reelección, el gobernador oaxaqueño Félix Díaz Mori decretó la soberanía de Oaxaca con el
argumento de que Juárez buscaría “destruir las soberanías de los estados”.

La soberanía más larga y cruenta fue la del periodo 1915-1920. Después que Carranza se había
nombrado jefe del ejército constitucionalista, el gobierno de Oaxaca decretó su soberanía y
decidió gobernarse con base en la Constitución de 1857. Todos estos intentos fueron, por
supuesto, fallidos.

El Gobernador Alejandro Murat encabezó junto con el Presidente del Consejo Regulador del
Mezcal, Hipócrates Nolasco Cancino, y más de mil productores de mezcal de las entidades con
denominación de origen, la marcha de protesta hacia el Instituto Mexicano de la Propiedad
Industrial (IMPI), en la capital del País, por la ampliación de la denominación de origen, que
alcanza más de 500 mil hectáreas de área de protección.

El pasado 8 de agosto, el IMPI amplió la Denominación de Origen Mezcal a municipios de
Aguascalientes, México y Morelos, en los que no existe la producción de un destilado de agave
homogéneo al ya producido en Oaxacaafectando gravemente a los productores oaxaqueños.

Murat Hinojosa dejó en claro que su participación en esta lucha es “en defensa por las familias
que a través de generaciones han alcanzado este proceso artesanal y que tiene que ver con los
pueblos de Oaxaca”.

Participaron el Presidente Municipal de Santiago Matatlán, Felipe Sernas Cortés, el agente
municipal de San Pablo Lachiriega, Bertario Ángeles López; además del Presidente de Cámara
Nacional de la Industria del Mezcal (Canaimez) Raymundo Chagoya Villanueva y el Presidente
Nacional del Sistema Producto Mezcal, Alfredo Conde de la Cruz.

Además, los Sistemas Producto Maguey-Mezcal de Durango, Guerrero, Michoacán, San Luis Potosí
y Oaxaca; Maky Eduardo Solís, Justino Rodríguez, Raúl Cortes Cortes, Juan José Jover y Daniel
López, respectivamente; así como el Secretario de Economía, Juan Pablo Guzmán Cobián.

alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila

Comentarios

comments