(Por Alan Carranza) Tras la derrota del PRI, un grupo de militantes responsabiliza al presidente Enrique Peña Nieto y a su grupo cercano de la debacle, y pide una refundación democrática del partido.


Este reclamo proviene del movimiento Democracia Interna, que encabeza Ulises Ruiz, el exgobernador de Oaxaca.

En una carta, Ruiz enumera los errores que llevaron al PRI al tercer lugar en la pasada elección como las decisiones cupulares, los casos de corrupción, la “soberbia” con la que se dirigió al partido y que externos como Enrique Ochoa, Aurelio Nuño y José Antonio Meade representaran al partido.

“Nunca en la historia del PRI la soberbia de una dirigencia inepta influenciada por el grupo en el poder había ocasionado tanto daño, habían ofendido tanto al priismo”, critica en la misiva Ulises Ruiz.


En ese contexto, el exmandatario pidió al presidente Enrique Peña Nieto responsabilizarse de la serie de hechos que ocasionó el “desastroso” resultado y que no influya en la reconstrucción del partido.

“El presidente Peña y sus funcionarios de primer nivel en el gobierno, principalmente quienes han estado encargados del combate a la inseguridad, a la pobreza y quienes cometieron actos de corrupción o quienes se debieron dedicar a erradicarla, son responsables en gran medida del resultado electoral”, detalla en este documento que se hizo público este martes 3 de julio.

El exgobernador de Oaxaca asegura que esperarán a que los ánimos se serenen para que el proceso de reconstrucción se dé en condiciones de equidad e inclusión.

Estos son algunos de los errores que señala Ulises Ruiz
1. “Olvidamos que el modelo político del países la democracia y dejamos de practicarla al interior, privilegiando las decisiones cupulares en la definición de liderazgos y candidaturas, basadas en intereses políticos de grupo, apoyadas por el poder económico, las ambiciones personales y el desprecio por la militancia”.


2. “Se dio entrada a la generación de la vergüenza. Gobernadores que dilapidaron el apoyo de sus gobernados en aras del enriquecimiento personal, familiar y de sus grupos cercanos fue el inicio de la debacle”.

3. “La percepción desde la sociedad de un gobierno corrupto, aumentó el desgaste del partido que había apenas recuperado la presidencia; el incremento en la inseguridad y la pobreza y reformas estructurales cuyos beneficios no sintió la gente, socavaron aún más el apoyo popular al PRI y a su gobierno”.

4. “La confusión de la cúpula entre la hoja de vida académica y la experiencia política, llevó a funcionarios con altos grados académicos pero sin el menor conocimiento no sólo del PRI, sino de las cuestiones políticas, a la dirigencia y luego a muchas de las candidaturas”.

5. “Una estrategia de campaña a todas luces fallida, buscando al parecer un hipotético segundo lugar al dedicar más recursos en atacar al candidato azul (Ricardo Anaya) que a alcanzar el primer lugar en las preferencias del electorado”.

Comentarios

comments