Violencia social y delincuencia organizada amenazan seguridad de periodistas


La violencia social, política y delincuencia organizada constituyen una grave amenaza para la seguridad de los periodistas en el cumplimiento de sus funciones, señaló el presidente del Club de Periodistas de Antequera, A.C. Ángel Soriano Carrasco, al condenar un nuevo atentado ahora contra la candidata del PRI a consejal en Juchitán, Oax., Pamela Terán Pineda y en el que resultó muerta la fotoperiodista Paulina Jarquín, así como el chofer del auto en que viajaban.

Estos hechos, similares a los que ocurren diariamente en diversas regiones del país, resultan intolerables en un país donde está en juego la democracia como vía civilizada para acceder al poder, mediante la participación ciudadana y los partidos políticos contendientes, pero todo parece indicar que hay fuerzas que se oponen a ello y en esta barbarie no hay respeto hacia nadie: violencia de género y ataques a la libertad de expresión.

“Ya basta de ofrecer condolencias, se necesitan resultados”, dijo el candidato del PRI, José Antonio Meade en Tamaulipas luego del asesinato de Héctor González Antonio. Y eso es lo que pide el pueblo de México: resultados.


El presidente del CPAC, Soriano Carrasco, expresó su solidaridad con la compañera Soledad Jarquín Edgar, madre de Paulina, quien acompañaba a la candidata Pamela Terán en cumplimiento de su trabajo profesional, y le deseó pronta resignación.

Asimismo, demandó castigo para los autores intelectuales y materiales de este nuevo hecho de violencia que confirma que el trabajo de los comunicadores está en riesgo permanente por la disputa de grupos políticos, sociales o delincuentes que con la violencia imponen el terror en el país.

Comentarios

comments