“Scooby Doo Pa Pa”, cumbias coloridas, Star Wars, “El Chavo del Ocho”, el uso del doble sentido y de herramientas digitales como Tinder y WhatsApp, son parte de las estrategias que algunas candidatas y candidatos han diseñado para hacer campaña rumbo a los comicios del 1 de julio.


Esas campañas han causado polémica, pero también han sido calificadas de “ridículas” por parte de los usuarios mexicanos en las redes sociales, quienes las han criticado por no contener sustancia alguna. Las y los aspirantes a ocupar un cargo público han acudido al uso de nuevos canales, como Tinder –más popular entre los jóvenes, y considerada “una de las mejores para encontrar pareja”– y videos con las canciones de “moda” o con estribillos pegajosos para dar a conocer sus propuestas y llamar la atención del votante.

Con todo y las críticas, las y los candidatos han justificado que es una forma innovadora de hacer una campaña electoral y la mayoría justifica el gasto en estas promociones argumentando que es la mejor manera de llegar a los más jóvenes y a otros sectores de la población.

El proceso electoral va dejando por todo el país verdaderas perlas de la mercadotecnia. Los candidatos y sus asesores se quiebran la cabeza para poder enviar sus mensajes a los ciudadanos, captar su atención y convencerlos de votar por ellos, pero no siempre su creatividad da en el blanco y, por el contrario, se vuelve en su contra, particularmente entre los usuarios de las redes sociales.


Es el caso de los ejemplos que aquí se muestran y que van desde promocionarse bailando sin poca habilidad con canciones de moda, usar personajes como los Stormtroopers o El Chavo del Ocho, culpar en un diálogo soso a Morena y el PRD porque los jóvenes fuman mariguana, hasta el uso del doble sentido o difundir mensajes en redes como Tinder –que usan aquellos que quieren encontrar pareja.

Comentarios

comments