Los niños pueden consumir sustitutos de azúcar, afirman pediatras

Cecilia Torres.- Un grupo de expertos convocado por la Sociedad Mexicana de Pediatría analizó el papel de los sustitutos de azúcar como herramienta para controlar el peso de aquellos niños y adolescentes que tienen sobrepeso u obesidad. El equipo, integrado por pediatras y nutriólogos, analizó la evidencia relacionada con la seguridad y beneficios de este tipo de edulcorantes para la población infantil.


En primer lugar, los especialistas corroboraron que los endulzantes sin calorías que actualmente se comercializan en México para endulzar bebidas y alimentos cuentan con la aprobación de las autoridades tanto nacionales como internacionales para que sean consumidos por niños y adolescentes.

Por otra parte, los expertos señalaron que los sustitutos de azúcar ayudan a disminuir la ingesta de energía y, por lo tanto, pueden ser una herramienta útil y segura para reducir el consumo calórico dentro de un plan de alimentación balanceado.

Contrario a lo que muchos piensan, este grupo de especialistas confirmó que el consumo de sustitutos de azúcar no aumenta el apetito, ni tiene relación con el desarrollo de alergias, padecimientos gastrointestinales, cáncer o alteraciones de la conducta en niños y jóvenes.


El análisis, publicado en la Revista Mexicana de Pediatría en diciembre pasado, concluye que los edulcorantes no calóricos son totalmente seguros y pueden incorporarse dentro de la dieta de niños y adolescentes como una herramienta para combatir el sobrepeso y la obesidad, sobre todo si se mantiene un estilo de vida saludable, acompañado por la práctica habitual de actividad física.

Fuente: Guillermo H. Wakida-Kuzunoki, et.al. Edulcorantes no calóricos en la edad pediátrica: análisis de la evidencia científica. Revista Mexicana de Pediatría, vol. 84, Supl. 1, noviembre-diciembre 2017, pp. S1-S21.

Comentarios

comments