AMLO promete un gobierno sin derroche ni despilfarro


Para lo cual, señala el tabasqueño, se tendrá que acabar con la corrupción y los beneficios

El candidato a la Presidencia de la República por la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, prometió un gobierno sin derroche ni despilfarro, para lo cual se tendrá que acabar con la corrupción y los beneficios.

Al participar en el 29 Encuentro Mexicano de la Industria de la Construcción México Competitivo: Infraestructura Sostenible 2030, dijo que en caso de llegar a la Presidencia se contará con un gobierno lícito, con utilidades y ofreciendo apoyo a la industria de la construcción que es la palanca de crecimiento en el país.

Añadió que el sector constructor reactiva la economía porque tiene un efecto multiplicador, es decir, genera obras y, a su vez, empleos reactivando económicamente al país, por ello serán parte fundamental en los cambios para


López Obrado recalcó que prevé aumentar el monto de inversión pública al doble, pero para que sea ejercido en acuerdo conjunto con el sector constructor, incluso con el plan que de hecho tienen en beneficio del país.

Respecto a la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, aclaró que lo que pide su equipo es revisar el proyecto, porque se trata de una obra faraónica, estimada al día de hoy en 250 mil millones de pesos.

Destacó que, en términos económicos, se puede decir que se está en condiciones de resolver el problema del actual aeropuerto con la construcción de dos pistas, que significaría un ahorro de 200 mil millones de pesos, es decir, en vez de gastar 250 mil millones se resuelve el problema con 50 mil millones de pesos.

Añadió que opinan que debe seguir operando el actual aeropuerto que está hecho en 600 hectáreas, y que se construyan dos nuevas pistas porque hay espacio suficiente.


Reiteró que el sitio para el actual proyecto registra serios problemas de hundimiento, pero se puede detener la obra y para la construcción de las dos pistas se llegaría a un acuerdo con las compañías, que son 10 ó 12 con las que se tienen contratos.

“Hay que optar por lo que más le convenga al país”, destacó López Obrador, quien aseguró que no se haría nada por la fuerza porque su gobierno siempre actuaría en el marco de la legalidad, “somos demócratas, respetuosos del estado de derecho”.

Comentarios

comments