¿Y si gana AMLO, que va a ser de AMH?

EXPRESIONES./Pablo Ramírez Puga


El panorama político nacional siempre ha sido una premisa fundamental para Oaxaca. Cuando a José Murat le tocó la alternancia con Vicente Fox, comenzaron a quedar muchos pendientes para la entidad. Recuérdese que la supercarretera al Istmo fue iniciativa de Murat Casab y sigue pendiente todavía porque éste tuvo que aplicar su especialidad política para mantenerse en el cargo: la negociación de la legalidad.

Fue en ese entonces en donde se comenzaron a fortalecer ciertos liderazgos sociales como los del malogrado Heriberto Pazos Ortiz, Flavio Sosa y toda esa pléyade de chantajistas y vividores de la presión política que hicieron explotar en el 2006 la asonada magisterial y la formación de la APPO, tocándole a Ulises Ruiz continuar bajo el mismo esquema para mantenerse en el poder.

Luego a él le tocaría lidiar con Felipe Calderón para repetir la misma historia: el crecimiento del chantaje y la presión política y el aumento de obras inconclusas, como la supercarretera a la Costa, que aún sigue pendiente.


Fue en el 2012 cuando en Oaxaca se dio el cambio después de 80 años de gobernar el PRI, con la figura de Gabino Cué Monteagudo un ex priista que se alió con Convergencia, el PAN y el PRD para quitarle el control político al tricolor.

El cambio fue más nefasto para Oaxaca, ya que Gabino Cué perpetro con sus compinches el peor gobierno del que el Estado tenga memoria. La corrupción, el cinismo político, la impunidad y el robo de 6 “presupuestos históricos” colocaron a Oaxaca en el peor rezago de su historia.

Y llegó Alejandro Murat Hinojosa a recuperar Oaxaca para el PRI, a instancias de las estratagemas políticas
de su padre quien hizo de un junior sin experiencia política, un candidato con carisma y personalidad que volvió a despertar la esperanza para Oaxaca porque contaba, supuestamente, con el respaldo del presidente en turno, Enrique Peña Nieto.

Sin embargo, en un año y cuatro meses de mandato, la situación en la entidad se ha vuelto tensa a causa de que siendo el 2018 un año electoral, se desató la inseguridad, la violencia social y la delincuencia organizada, evidenciando la novatez de nuestro gobernador y su incapacidad para conformar un gabinete solvente (en un año y meses hizo 35 movimientos de su equipo de trabajo).


Y hoy, que estamos a 3 meses de que haya un nuevo presidente de la República, la incertidumbre que existe por quien resulte ganador ha aumentado, sobre todo, porque quien encabeza las encuestas de preferencias electorales es un personaje contrario a la forma de hacer política de la familia Murat.

¿Se imagina que podría hacer Alejandro Murat con Andrés Manuel López Obrador como Presidente?

Si en un año y meses ha prometido 3 veces que continuarán las carreteras a la Costa y al Istmo y las tres veces ha quedado mal, ¿Qué se puede esperar de apoyo federal para la conclusión de las mismas en lo que resta del año y en los años subsecuentes?

El panorama pinta tan desolador, que el PRI oaxaqueño está en riesgo de desaparecer del mapa político en la entidad, luego de que la desbandada priista está empezando a fortalecer a otros partidos políticos.

La disyuntiva que se plantea tiene validez y pesa sobre el futuro de un incipiente gobierno estatal, que
desde sus inicios denotó su falta de consistencia y credibilidad política…

EXTRACTOS POLÍTICOS:
.- ESTE 18 DE MARZO SE CELEBRÓ EL 80 ANIVERSARIO DE la
Expropiación Petrolera, llevada a cabo por el entonces presidente
Lázaro Cárdenas del Río… Uno de los últimos hechos trascendentes
que marcaron la historia de nuestro país y que permitieron la
consolidación del PRI como opción política hegemónica durante 70
años… Pero ¡Oh! Memoria oaxaqueña, en una fecha similar, pero
del año 2004 se suscitó uno de los sucesos más grotescos del
ejercicio político que marcaron la degradación del mismo partido y
la vorágine de descrédito que hoy pesa en el Revolucionario
Institucional… El entonces gobernador del Estado, José Murat se vio
envuelto en un “autoatentado” en donde lo único que permaneció
en la mente de los oaxaqueños fue aquella expresión de “La
parabrisas” que narró con su peculiar estilo de hablar en una
entrevista con medios de comunicación… José Murat con ello, pasó
al anecdotario político de la localidad y se lo recordaron con una
ofrenda floral en las inmediaciones del Hotel en donde se dio el

hecho… Puntada muy comentada en redes sociales y que expone la
liviandad de la política oaxaqueña…
.- Y HABLANDO DEL PRI, en un aquelarre político singular se
definieron las posiciones plurinominales… Para el Senado quedaron
firmes Miguel Ángel Osorio Chong, Claudia Ruiz Massieu, Pablo
Gamboa (hijo de Emilio Gamboa), Beatriz Paredes, Eruviel Ávila y
Carolina Viggiano (esposa de Rubén Moreira)… Para las
diputaciones federales, se apuntalaron Luis Miranda (el Compayito
de ya saben quién) y Dulce María Sauri… En el ámbito oaxaqueño,
trascendió que Sofia Castro será candidata al Senado por el PRI y
todavía está en veremos si Raúl Bolaños Cacho Cué va por el
PVEM… Dicen que ahora el que no quiere ir es él, por temor a
perder y quedarse como el chinito… En fin, las especulaciones están
a la orden del día y no tarda y se definan mejor las cosas en el seno
priista porque la batalla final inicia en abril…
.- QUIENES TAMBIEN INICIAN “CAMPAÑA” EN ABRIL es la sección
22… Precisamente el Dia del Niño (30 de abril) iniciarán su jornada
de lucha a través de bloqueos y paros escalonados, para culminar el
15 de mayo con el paro indefinido hasta que se derogue la reforma
educativa… TRIMESTRE de mucho calor político en Oaxaca…
Vox clamantis.

Oaxaca de Juárez, Oaxaca; martes 20 de marzo/2018.
confusiopuga@hotmail.com

Comentarios

comments