Presidente del Congreso promueve invasiones por votos para Morena

Alfredo Martínez de Aguilar/DETRÁS DE LA NOTICIA


El populismo de Manuel Andrés López Obrador (MALO) realmente es un peligro para México y para Oaxaca. Vía este movimiento clientelar promueve regalar a los pobres lo que no es suyo.

Así lo prueba la actuación de los dirigentes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) a nivel nacional y estatal. Utilizan a los pobres como “carne de cañón” y “grupos de choque”.

Lucran con la ignorancia, miseria, hambre y sed de justicia social de los pobres. Tienen su mayor nicho de mercado electoral entre los miles de demandantes de un lote donde vivir con sus familias.


José de Jesús Romero López promueve la invasión de propiedades privadas en jurisdicción de Santa Rosa Panzacola para "regalar" lotes a cambio de votos para López Obrador y su partido, Morena.

El asunto no es cosa menor, porque el diputado local de Morena José de Jesús Romero López es Presidente de la Mesa Directiva de la LXIII Legislatura del Congreso del Estado de Oaxaca.

El titular del Poder Legislativo antepone la soberbia y la desmedida ambición a su inteligencia. Es inconcebible que ignore que los predios invadidos en los que "regalan" lotes, son propiedad privada.

Claro, no actúa solo, sino a través de los invasores del “Común de San Jacinto Amilpas”, integrado por activistas de Morena y ex presidentes municipales del PRD de ese municipio conurbado.


Los invasores son los hermanos Emilio y Lustriano Ruiz Armengol, Juan y Lucía Barceló Sánchez, entre otros, quienes se ostentan como titulares del “Comité Ejecutivo de las Tierras Particulares del Rancho San Rafael, en San Jacinto Amilpas”.

Y los operadores políticos del Presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, José de Jesús Romero López, son los ex munícipes del PRD de San Jacinto Amilpas, Víctor Amado López Hernández e Ignacio Cruz López.

Como si de una herencia maldita se tratara, la verdadera “mafia del poder”, conformada por el Movimiento de Regeneración Nacional, sigue invadiendo a través del actual munícipe de San Jacinto Amilpas, Xavier García Ramírez, y de su Director Jurídico, Carlos López León.

Gracias a la intervención del Subcomisionado de Seguridad Pública Municipal, Raúl Salazar, por instrucciones del Comisionado, Jorge Guillén, el pasado lunes, se logró la detención en flagrancia de dos invasores de predios de propiedad privada.

Al ser detenidos Beatriz Adrián Ramírez y Ruiz, y Reynaldo González Santiago, denunciaron que el lote que invadieron se los vendió el “Común de San Jacinto Amilpas”, quienes les aseguraron que son tierras ejidales y no de propiedad privada.

Después de ser puestos a disposición del Ministerio Público, la Fiscalía General del Estado inició la Carpeta de Investigación correspondiente, a fin de fincar responsabilidades a quienes incurrieron en el probable delito de despojo y que no son otros que los hermanos Emilio y Lustriano Ruiz Armengol, Juan y Lucía Barceló Sánchez.

El pasado 8 de diciembre de 2017 en la columna intitulada "MALO, corrupto, simula luchar contra corrupción", preguntamos: ¿Se puede luchar contra la escandalosa corrupción que destruye a México siendo incongruente, simulador y falsario, y apoyándose en los peores corruptos de la izquierda “chaquetera” provenientes del PRD?

¡No, definidamente, no se puede! ¡Bienvenido el combate contra el cáncer de la corrupción impuesta por el viejo y nuevo PRI, desde los propios partidos políticos, pero más desde la sociedad, de manera íntegra!

No olvidemos que más importante que ser simplemente honesto materialmente, también lo es serlo  ntelectualmente, y la integridad no es más que la congruencia entre lo que se piensa, dice y hace.

Y 18 años de campaña en flagrante violación cotidiana a la ley electoral, con actos anticipados de campaña, han probado de manera más que clara, que Manuel Andrés López Obrador (MALO) es un farsante “chapulín”.

Sus hechos así lo prueban. Primeramente, es un saltimbanqui del Partido Revolucionario Institucional al Partido de la Revolución Democrática, y cuando no satisficieron su desmedida ambición creo su partido, Morena.

Además, critica acremente el nepotismo y el tráfico de influencia de la “mafia del poder”, conformada por el Partido Revolucionario y Partido Acción Nacional, y López Obrador ha impuesto a sus hijos y cómplices como dirigentes.

Entendible, jamás justificable, porque el candidato presidencial vitalicio del PRD-Morena tiene el vicio de origen de ser priista y en el fondo lo sigue siendo a grado tal que, añora al viejo PRI populista, tan corrupto como el actual.

¿Votarán por la fauna nociva de Salomón Jara Cruz y su suplente en la senaduría Armando Contreras Castillo, cómplices del saqueo de Oaxaca como titulares de Desarrollo Agropecuario y Asuntos Indígenas con Gabino Cué?

¿Votarán ustedes, por invasores de tierras, a pesar de ser propiedad privada debidamente
delimitadas en Santa Rosa Pazacola como Roberto López Rosado, Itaisa López Galván y Víctor Amado López Hernández?

Los dos primeros, ex diputados federal y local, y el último ex presidente municipal de San Jacinto Amilpas, todos finísimos militantes del PRD, ahora, del Movimiento de Regeneración Nacional para purificarse.

A ellos, se ha sumado en los últimos tiempos el diputado local de Morena, José de Jesús Romero López “Charbelín”, presidente de la Mesa Directiva de la LXIII Legislatura local del Congreso del Estado. ¡Qué tal, eh!

La mafia apoyada por 'Charbelín' y Benjamín Robles Montoya, sigue invadiendo a través del ex
alcalde de San Jacinto, Ignacio Cruz López, y el actual munícipe Xavier García Ramírez y su
Director Jurídico, Carlos López León.

Mientras su guía inmoral Manuel Andrés López Obrador (MALO) busca formalizar el financiamiento de los capos del narcotráfico con la amnistía que propone, los invasores de tierras trafican con lotes para vivienda.

No permitamos que Manuel Andrés López Obrador continúe engañando a los pobres de México y de Oaxaca. Siempre ha contado con el financiamiento del dinero sucio del narco para financiar su campaña permanente.
No solo se trata del caso del ex presidente municipal de Iguala, Guerrero, José Luis Abarca Rodríguez y de su esposa María de los Ángeles Pineda, sino también de Lázaro Mazón y del ex priista Ángel Heladio Aguirre.

En su defensa sus paniaguados no pueden pretextar que no cierto dicho financiamiento corrupto, cuando impuso como coordinador de campaña en Guerrero al ex perredista Félix Salgado
Macedonio, vinculado al narco.

En estas condiciones, el sempiterno candidato presidencial del PRD-Morena no tiene ninguna autoridad moral para criticar a los corruptos del PRIAN a quien llama la “mafia del poder”, porque también es un mafioso.

¡Qué lamentable resulta que destacadas artistas como Susana Harp Iturribarría, finalmente se haya dejado seducir por los cantos de sirena lopezobradoristas, pese a supuestamente indignarse inicialmente por usar su nombre sin consultarle!

La ingenuidad o ambición de los intelectuales y artistas les impide entender que Manuel Andrés López Obrador solo utiliza su renombre como “compañeros de viaje” o “idiotas útiles”, a quienes entroniuzado en el poder dará una patada en el trasero.

Ante menos seguidores de los que esperaba, el Presidente Nacional del Partido Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), Andrés Manuel López Obrador reiteró durante su gira por Oaxaca que ya falta poco para la transformación del país “vamos a acabar con la corrupción que es un cáncer que está matando al país”. ¿Usted, querido lector, le cree a El Peje? ¡Yo, no!

alfredo_daguilar@hotmail.com
director@revista-mujeres.com
@efektoaguila

Comentarios

comments