Elba Esther Gordillo va contra su sucesor, Juan Díaz, actual dirigente del SNTE


Enfrenta la acusación de falsedad de declaraciones. Abogado reconoce que hubo un componente político en la detención de la maestra pero no en la prisión domiciliaria que le fue concedida.

Marco Antonio del Toro, abogado de Elba Esther Gordillo, reveló que Juan Díaz de la Torre, actual dirigente del SNTE, enfrenta una denuncia por falsedad de declaraciones en el marco del juicio que se sigue contra la maestra.

En entrevista para #AristeguiEnVivo, detalló que dentro del juicio por lavado de dinero, la defensa de Gordillo pidió que Díaz de la Torre compareciera ante el juez, pues “quienes tenían facultades para firmar cheques en el sindicato” eran precisamente el actual líder del SNTE y otra persona en el área de finanzas.

Expuso que desde el sindicato se liberaban cheques y se depositaban a tres personas que trabajaban ahí: Isaías Gallardo, José Manuel Díaz, Nora Guadalupe Ugarte.


“Lo cierto es que aunque parezca broma les daba flojera firmar tantos cheques y preferían depositar cantidades grandes para que estos a su vez hicieran los pagos del SNTE”, apuntó.

Se trata de “una práctica viciada, no ilegal, puesto que si yo deposito en la cuenta de un tercero él hace los pagos”.

“La acusación que se hace es que esos depósitos a esas cuentas constituyeron un desvío y un lavado de dinero… (pero) en ninguna de esas operaciones interviene la maestra Gordillo ni tiene ningún tipo de beneficio más allá de gastos de presidencia del SNTE”, explicó.

Díaz de la Torre no está involucrado en las acusaciones que hizo el Ministerio Público contra la maestra, por lo que Del Toro consideró que este asunto “tiene perversiones”.


“Quisimos interrogar a Juan Díaz durante años, no se presentó, promovió juicios de amparo para no presentarse y compareció finalmente… Gordillo es absolutamente ajena a esos movimientos… hay una denuncia contra Juan Díaz por falsedad de declaraciones, hay una serie de inconsistencias en sus planteamientos”, refirió. El dirigente del SNTE compareció en febrero pasado ante el Juez Sexto de Distrito de Procesos Penales Federales con sede en el Reclusorio Oriente en la Ciudad de México, quien lo interrogó en la causa penal contra Gordillo por lavado de dinero y delincuencia organizada.

Las transferencias son cercanas a los 2 mil millones de pesos y “estamos precisamente en momentos relevantes con relación a esa declaración”, añadió Del Toro.

“En el expediente ha quedado claro con todo este tiempo, testigos, documentos, que han venido desahogándose, que la maestra no tuvo ninguna injerencia en la parte financiera y lo que correspondía con temas de finanzas hay órganos internos y un órgano máximo”, sostuvo.

“El que se diga que hay un desvío de recursos sin que haya denuncia del SNTE de ninguna manera da lugar a un delito previo ni delincuencia organizada”, aseveró.

“El absurdo”, dijo, es la acusación de delincuencia organizada “donde te dicen que ella lideraba este tipo de banda bajo la premisa de que era líder del SNTE sin acreditar ninguna relación” con los acusados.

Respecto al tiempo que llevaba en prisión Gordillo, comentó que son “prácticamente 5 años” y la mayor parte del tiempo estuvo “en distintos hospitales”. Esto, matizó, es “un tipo de encierro de mayor severidad, es terrible encontrarte en un cuarto de hospital 24 horas al día”.

El abogado aceptó que hubo un componente político en la detención pero negó que haya habido algún tipo de acuerdo con el gobierno para que se le concediera a Elba Esther la prisión domiciliaria.

“Es evidente que la motivación de la detención en su fase original tuvo todo menos aspectos jurídicos como verdadero fondo”, aceptó.

Expuso que previamente le fue negada la prisión preventiva por razones “ridículas”, por lo que interpuso tres juicios de amparo, “hasta esta última ocasión la sentencia fue clara: era inconstitucional haberla negada” desde el principio.

“Esa postura es desde luego absurda”, dijo sobre los señalamientos de un posible acuerdo entre Nueva Alianza y el gobierno federal.

“Muchas veces en México se pretende confundir lo político con lo jurídico”, consideró. “Aquí fue una batalla de más de 2 años”.

Agregó que Gordillo se dedicará ahora a “atender a su familia”.

Comentarios

comments