Familiares y amigos de Fraguas, figuran en nómina de municipio

Medios hermanos, primas, primos, tíos y sobrinos reciben del Municipio de Oaxaca de Juárez abultados salarios por instrucciones del presidente municipal José Antonio Hernández Fraguas.


El presidente municipal que ha pagado para difundir en redes una supuesta nómina confidencial del Gobierno del Estado tiene a casi toda su familia cobrando descaradamente en la estructura municipal.

Su tía, Elia Pérez Martínez es la Directora del Instituto Municipal de la Mujer, y permanece en el cargo a pesar de cometer severas irregularidades al dar en comodato el Refugio para Víctimas de Violencia, a un grupo político.

El esposo de su prima hermana, Valentín Cruz Sánchez es el Director del DIF municipal, pese a que no ha demostrado experiencia ni conocimiento del cargo. Además Gabriela, Viviana y Valeria Cruz Magro, sobrinas del presidente municipal, ocupan diversos cargos, una es jefa de la unidad administrativa de presidencia, otra es Directora de Ecología, y la última cobra como asesora de su tío, el edil. Fernando Antonio Magro Avendaño, hijo de su primo hermano cobra un abultado sueldo como asesor de la Secretaría Municipal.


Misma suerte tienen los familiares de la primera dama, quienes están colocados en todas las áreas municipales. Una de las afortunadas Cindy Solís Córdova, sobrina de Lorena Córdova, quien ostenta un salario oneroso en el DIF municipal, al igual que Miguel Ángel Córdova López, director técnico del Instituto Municipal de la Vivienda, quien también forma parte del árbol genealógico administrativo de Fraguas. Omar Salas, familia política del edil se beneficia con todos los eventos municipales, cerrando el negocio redondo que representa el uso de las arcas municipales para Fraguas y sus allegados.

La benevolencia de Hernández Fraguas con sus parientes y amistades contrasta con la austeridad expresada a trabajadores de confianza con gran antigüedad y a sindicatos, a quienes se les han negado prestaciones, apoyos e incluso se les han reducido sus salarios, violando sus derechos laborales.

La preferencia del apellido Hernández y Córdova en la nómina del Ayuntamiento representa para los trabajadores un importante desgaste, pues gran parte de la plantilla laboral son desconocidos, no acuden a las oficinas o se dedican a obstaculizar la labor de los demás, o bien, solo son el aplausometro del edil, dejando la carga de trabajo para quienes no tienen la fortuna de formar parte de su familia.

Comentarios

comments