Seguro Popular desvió 915 mdp en el 2016

Mil 86 millones tienen que ver con recursos destinados a Salud


Solo en el 2016, el Gobierno del Estado de Oaxaca generó un probable daño a la Hacienda Pública Federal por más de 2 mil 300 millones de pesos, de acuerdo con cuatro informes publicados por la Auditoria Superior de la Federación (ASF).

De las auditorias financieras y de cumplimiento con números 1264, 1267, 1271 y 1273, cuyo ente fiscalizado es el gobierno del estado, se derivan 33 acciones; el órgano federal ha pedido documentación que, a la fecha, o no se ha entregado o no ha sido suficiente para solventar las observaciones del multimillonario monto, porque éstas se mantienen “en seguimiento”.

Salud, los recursos
que más se desvían


En relación a los recursos etiquetados para la salud de los oaxaqueños, tres auditorias muestran un posible quebranto de mil 806 millones de pesos, los entes públicos involucrados son Prospera, los Servicios de Salud de Oaxaca y el Seguro Popular.

En aquel 2016, las instituciones arriba referidas estaban a cargo de Jorge Armando Zárate Medina (quien continúa en el puesto), Héctor González Martínez y Rogelio Hernández Cázares, respectivamente.

De las fiscalizaciones practicadas en el 2016 por la ASF, fue la del Régimen Estatal de Protección Social en Salud (REPSS-Seguro Popular), la que mantuvo las observaciones más altas. Y es que ahí, se determinaron recuperaciones probables por 915 millones 271 mil pesos.

Curiosamente, de esta auditoría la ASF se abstuvo de emitir opinión porque la Sección 9 del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Salud (SITyPS), a cargo de Saúl Ulises Cortés Maldonado, se lo impidió por la “toma” que realizaron de dichas oficinas mientras se realizaban las actividades de fiscalización, mismas que tuvieron verificativo en el presente 2017.


Seguro Popular, las estadísticas
supuran corrupción

A pesar de las evidencias de falta de atención médica, insumos, medicinas e implementos en los centros hospitalarios de la entidad, las cifras oficiales indican que hay una sobre oferta de servicios de salud y que la entidad cubre a más del 120% de la población.

Y es que, si creemos en las cifras oficiales, Oaxaca sobrepasa la cobertura universal en Salud solo con el Seguro Popular y el IMSS-Prospera.

Con ambos programas se atiende a 4 millones 115 mil personas, es decir, 147 mil 472 más que el total de personas que viven en la entidad, según el censo del 2015; sin tomar en cuenta a los trabajadores oaxaqueños que cuentan con IMSS e ISSSTE.

Los datos oficiales, cuyas fotografías de documentos se integran a este artículo, indican que 2015 el padrón de beneficiaros del Seguro Popular se cifraba en 2 millones 757 mil 110 personas. Y de acuerdo con el Instituto Mexicano del Seguro Social, el programa IMSS-Prospera tiene afiliados a un millón 358 mil 251 oaxaqueños.

En Oaxaca, la más reciente estadística de afiliados data del 2015, ni el último año del sexenio de Gabino Cué Monteagudo ni el primero de la administración de Alejandro Murat Hinojosa han clarificado estadísticas, a pesar de la grave opacidad financiera que mantiene la institución, a quien este 2017 se le asignaron 2 mil millones de pesos de transferencias federales etiquetadas, de acuerdo con el presupuesto de egresos estatal.

Los resultados

Rogelio Hernández Cázares fue el director del Régimen Estatal de Protección Social en Salud (REPSS-Seguro Popular) durante el 2016. En aquel año, el REPSS ejerció 2 mil 291.7 millones de pesos, transferidos por la Federación. De ese total, la ASF auditó solo una muestra del 73.9% de los recursos.

Las observaciones se derivan de falta de comprobación, de documentación de destino y cumplimiento, transferencias de recursos a otras cuentas que no fueron reintegradas, etcétera. En total, el monto observado es de 915 millones 271 mil 700 pesos y la ASF exige que dichos recursos (más intereses) sean reintegrados a la cuenta del programa o a la Federación a más tardar el 30 de junio del 2017, lo que no se ha informado si sucedió.

Se integran, a la letra,
algunas observaciones:

“3.
(… ) Se presume un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal por un monto de 175,123,578.26 pesos (ciento setenta y cinco millones ciento veintitrés mil quinientos setenta y ocho pesos 26/100 M.N.), más los intereses generados desde su disposición hasta su reintegro a la cuenta del programa y aplicación en los objetivos del mismo a más tardar al 30 de junio de 2017, o en caso contrario a la Tesorería de la Federación, por la falta de documentación justificativa y comprobatoria que acredite el ejercicio y aplicación de los recursos en los objetivos del programa”.

Por falta de documentación comprobatoria por medicinas, productos farmacéuticos, gasto operativo de unidades médicas, acciones de prevención y promoción de la salud, pagos a terceros por servicios de salud y gastos de operación del REPSS y apoyo administrativo se observaron más de 600 millones.

“4.
(…)
Se presume un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal por un monto de 621,204,223.18 pesos (seiscientos veintiún millones doscientos cuatro mil doscientos veintitrés pesos 18/100 M.N.), más los intereses generados desde su disposición hasta su reintegro a la cuenta del programa…”

“5.
(…)
Se presume un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal por un monto de 262,231.72 pesos (doscientos sesenta y dos mil doscientos treinta y un pesos 72/100 M.N.) por la falta de aplicación de los recursos correspondientes al Seguro Popular que el Gobierno del estado de Oaxaca deberá demostrar la aplicación de los recursos no devengados en los objetivos del programa a más tardar al 30 de junio de 2017, o en caso contrario realizar el reintegro a la Tesorería de la Federación…”

Además, el Seguro Popular retuvo pero no hay evidencia de que haya pagado los impuestos, según indica la ASF.

“9.
(…)
“Se presume un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal por un monto de 100,904,337.08 pesos (cien millones novecientos cuatro mil trescientos treinta y siete pesos 08/100 M.N.) más los intereses que se generen hasta su entero al Sistema de Administración Tributaria, por las retenciones del impuesto sobre la renta de salarios del Informe Individual del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2016 8 personal pagado con recursos del Seguro Popular 2016, los cuales fueron enterados; en su caso, deberán ser acreditados ante este órgano de fiscalización con la evidencia documental del entero ante el SAT”.

Se mantuvo la retención de impuestos de los SSO pero la falta de pago a las cuotas del ISSSTE, SAR y FOVISSSTE.

“10. Los SSO realizaron retenciones por concepto de cuotas de ISSSTE, SAR y FOVISSSTE por un total de 17,301.7 miles de pesos; sin embargo, no se realizaron los enteros correspondientes”.

El papel que jugó el Sindicato Independiente

A través de un acta administrativa circunstanciada con número 002/CP2016 y de fecha 02 de mayo de 2017, que se integra al presente, los auditores federales establecieron porqué no pudieron concluir la fiscalización al REPSS:

“… se asentó que debido a que las instalaciones del Régimen Estatal de Protección Social en Salud del estado de Oaxaca en las que fueron desarrolladas las actividades de fiscalización, fueron tomadas durante el desarrollo de la auditoría por integrantes de la Sección 9 de Oaxaca del Sindicato Independiente Nacional de Trabajadores en Salud, se impidió concluir el proceso de fiscalización correspondiente, así como la entrega de la documentación que acredite el ejercicio y destino de los recursos del programa”.

Por ello,

“La Auditoría Superior de la Federación se abstiene de emitir opinión respecto de la revisión, toda vez que el Gobierno del estado de Oaxaca no proporcionó la totalidad de la documentación que le fue requerida para efectuar esta auditoría…”

El Sindicato Independiente –que obtuvo su toma de nota en el 2013– es dirigido por Saúl Ulises Cortés Maldonado y ha mantenido constantes movilizaciones y huelgas desde febrero hasta principios de octubre pasado, en exigencia de contratos y basificación a sus integrantes.

Del 2004 al 2016, el Gobierno del Estado de Oaxaca tiene 47 auditorias “en seguimiento” ante el órgano fiscalizador federal. vía (NW Oaxaca)

Comentarios

comments