Karina, escapa por la puerta falsa

Huajuapan de León.- Karina, de 16 años de edad, dejó el mundo que tenía en Izúcar de Matamoros para vivir al lado de su pareja en una comunidad de la Mixteca oaxaqueña. Luego de unos días de que presuntamente “la abandonó”, prefirió el suicidio.

Los vecinos sabían poco de la adolescente y su relación con Antonio, 11 años mayor que ella: Era originaria de Izúcar de Matamoros, Puebla, tenía 16 años de edad y había llegado hace unos meses a la comunidad de San Martín del Estado, perteneciente a Silacayoápam, completamente enamorada de su pareja.

Platicaba poco con los vecinos, se les veía juntos casi siempre, pero hace unos días, su pareja de 27 años de edad “la abandonó en esta población, quién sabe a dónde se fue ni por qué”, refirieron.

Fue ayer cuando el agente municipal de San Martín del Estado, Rufino Napoleón González Sánchez, fue avisado por los vecinos de que, luego de no saber de Karina, ingresaron al domicilio y la encontraron colgada del techo, ya sin vida.

La autoridad auxiliar acudió al domicilio al tiempo de dar aviso al personal de la Vicefiscalía Regional de Justicia en la Mixteca, adscrito en Silacayoapan.

Cuando arribaron elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) junto con los peritos, localizaron el cadáver del sexo femenino colgado en el interior de la vivienda.

El cuerpo pendía de una viga de madera; se encontraba en posición de suspensión incompleta con los pies en punta sobre la tierra, estaba atada con tres suéteres de diferentes colores, amarrados entre sí y enlazados a su cuello, con los brazos y manos pegados al cuerpo.

Vestía unos tenis blancos con agujetas rosas, color del que también era el cinturón, un pantalón de mezclilla y una playera blanca con letras y figuras en inglés que decían “I love le moustache”.

Estaba a unos centímetros de la cama cuya base eran unos tabiques colocados sobre el piso de tierra, de la cual se presume que se apoyó antes de dejar caer su cuerpo atado únicamente a los suéteres.

Los elementos, además de iniciar con las investigaciones correspondientes que arrojaron que Karina era originaria del barrio de San Juan Piaxtla, de Izúcar; realizaron las diligencias del levantamiento del cadáver y su traslado al nosocomio para la práctica de la necrocirugía.

El resultado de la misma que fue muerte por asfixia por ahorcamiento, sin lesiones o señales de violencia producidas por otra persona, es decir, confirmó el suicidio. (Nathalie Gómez)

Comentarios


comments