“Suspiros de dragón” lleva al hospital a un niño de 12 años

El menor ingirió un postre de cereales inflados llamado “Suspiros de dragón”, cuyos copos son empapados en nitrógeno líquido para que sus residuos sean evapora cuando son ingeridos provocando un vapor visible al exhalar. Esta sustancia es ampliamente utilizada en la gastronomía, en especial para preparar cócteles, ya sea como refrigerante o para lograr el efecto del vapor.


SinEmbargo/RT.- Un niño surcoreano de 12 años se ha convertido en una nueva víctima de la comida tratada con nitrógeno líquido, un elemento cuyo punto de ebullición corresponde a los -200 grados centígrados.

El incidente ocurrió el martes 1 de agosto durante una visita a un parque acuático en Cheonan, una ciudad ubicada en la parte central del país, cuando el menor ingirió un postre de cereales inflados llamado “Suspiros de dragón”.

El postre produjo un agujero de 5 centímetros en su estómago, informa la agencia de noticias Yonhap.


Los copos de este plato son empapados en nitrógeno líquido, cuyo residuo se evapora cuando es ingerido y produce vapor visible al exhalar. Esta sustancia es ampliamente utilizada en la gastronomía, en especial para preparar cócteles, ya sea como refrigerante o para lograr el efecto del vapor.

El niño habría tomado un sorbo del líquido contenido en el fondo del vaso, luego de haber terminado de comer los copos. El padre del menor lo llevó inmediatamente al hospital general de la ciudad, donde el pequeño fue operado y ya ha salido del sector de cuidados intensivos.

La Policía local está investigando el incidente por posible negligencia criminal. La casa de comida donde fue servido el peligroso postre ha sido cerrada, informa la agencia coreana. Según las autoridades, el local había estado operando sin licencia.

OTROS CASOS


Un incidente similar al ocurrido en Corea del Sur sucedió en julio de este año en Nueva Deli, India, cuando un hombre terminó con un agujero de 9 centímetros en el estómago tras haber ingerido un cóctel con nitrógeno líquido. El hecho acarreó la prohibición del uso de esa sustancia con fines gastronómicos en la ciudad.

Uno de los casos más conocidos se produjo en un bar de Lancashire, Reino Unido, en 2012, cuando una joven llamada Gaby Scanlon ingirió un cóctel con nitrógeno líquido durante los festejos por su 18.º cumpleaños. El daño que la bebida produjo en su estómago fue de tal magnitud que el órgano debió ser extirpado para salvar la vida de la chica. El establecimiento fue multado con 100 mil libras esterlinas (130 mil dólares) por servir un trago potencialmente letal.

Comentarios

comments