Llega la Guelaguetza y con ello los chantajes

Huannibal Lecter.- Como cada año Oaxaca se viste de colores, tradiciones y sabores, donde los capitalinos y extranjeros disfrutarán de la experiencia de vivir las riquezas culturales de las ocho regiones del estado; los Valles Centrales, la Cañada, Papaloapan,  La Mixteca,  La Costa, el Itsmo de Tehuantepec, de las Sierras Norte y Sierra Sur, acompañado de los problemas politicos-sociales, mismos que se han encargado de chantajear a las administraciones.


La explanada del Zócalo y las calles de su alrededor lucen como un verdadero tianguis, sumandole a ello, las diversas manifestaciones día con día, sin olvidar los olores que emite los desechos por parte de las organizaciones que se han hecho presente durante el transcurso del tiempo.

Los conflictos políticos, sociales y magisteriales se hacen presentes en la máxima fiesta de los oaxaqueños para chantajear al gobierno con el único fin de obtener beneficios económicos para los dirigentes de dichas organizaciones.

El gobernado, Alejandro Murat y el edil capitalino, Hernandez Fragua, han declaro que este año se espera derrama económica de 310 mdp y una ocupación hotelera de 84 por ciento. Más 130 mil visitantes llegarán al estado de Oaxaca, números que son sacados de “la manga” ya que en los últimos días el estado se ha envuelto en actos criminales, los datos de inseguridad es tan alarmante que, en esta semana elementos de seguridad fueron ejecutados.


Eso sin mencionar que la verde antequera se encuentra “infectada” de baches, donde se demuestra que las autoridades correspondientes no tienen la capacidad de tener vialidades dignas para un estado “turistico”, entre calles tomadas por manifestantes, otras cerradas por baches y obras que solo las retrasan por una mala planificación, el estado de los Huajes es un completo caos.

El año pasado los integrantes de la Sección 22, bloquearon con ramas para evitar el paso vehicular, por lo que visitantes se enfrentaron a los docentes y tratar de ingresar al recinto gracias a los elementos de vialidad que “echaron ray” a los visitantes para subir a las faldas del Cerro del Fortín.

Veamos este año que película nos tendrá esta nueva administración con el cambio que no se ha visto desde la gestión de Papa Murat.

Comentarios

comments