Detectan posible desvío de recursos en Servicios de Salud

Por: Álvaro Morales.- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó un posible desvío de recursos por 856 millones 950 mil 300 pesos en el ejercicio 2016 del Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA), según el primer paquete de auditorías de la Cuenta Pública del año pasado entregado el viernes a la Cámara Baja del Congreso de la Unión.


Del monto antes mencionado, 572 millones 820 mil 835 pesos con 47 centavos corresponden a retenciones hechas al salario de los trabajadores por concepto del Impuesto sobre la Renta (ISR), pero que no fueron depositadas en las cuentas del Servicio de Administración Tributaria (SAT), así como 181 millones 582 mil 967 pesos con 14 centavos que también le fueron descontados a los empleados por concepto cuotas del ISSSTE, SAR y FOVISSSTE y que tampoco fueron canalizados a las instancias pertinentes, detalló la ASF.

Además, resaltan 83 millones 982 mil 312 pesos con 40 centavos que “desaparecieron” de las cuentas del FASSA, pero que carecen de documentación justificativa y comprobatoria que acredite su utilización bajo los lineamientos del fondo; asimismo, se presume otro quebranto por 18 millones 479 mil 305 pesos con 37 centavos que fueron utilizados para pagar a 61 supuestos aviadores, de los cuales 26 aparecían como trabajadores del Centro de Salud Rural 3 “San Felipe Jalapa de Díaz” –donde en 2013 una mujer dio a luz en un jardín– y 35 como parte de la nómina del Hospital Civil “Aurelio Valdivieso”.

La Auditoría indicó que no encontró documentación que confirmara que esos ciudadanos hayan laborado en los Servicios de Salud durante el periodo de la revisión.


Asimismo, indicó que durante la inspección al ejercicio de los recursos fue localizado un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal por un monto de 84 mil 860 pesos que fueron utilizados en el pago de sueldos de un grupo de trabajadores eventuales que fueron regularizados a lo largo del año pasado, pero cuyo contrato no fue proporcionado.

A todo ello, se agregan 15 millones 770 mil 553 pesos con 10 centavos del FASSA que al 31 de diciembre de 2016 no había sido erogados en los objetivos del fondo.

El gobierno estatal, resaltó la Auditoría, puede en los meses subsecuentes aclarar las irregularidades detectadas y entregar la documentación correspondiente que compruebe la correcta utilización de los recursos.

Estas observaciones, de acuerdo con el ente fiscalizador, deberán ser afrontadas por los funcionarios que estuvieron a cargo del sector salud durante el último año del gobierno de Gabino Cué Monteagudo, con ayuda de la actual administración, que encabeza Alejandro Murat Hinojosa.


Desde 2015 y hasta el fin del sexenio pasado, los Servicios de Salud estuvieron a cargo de Héctor González Hernández, quien fue nombrado encargado del despecha tras la renuncia de Germán Tenorio Vasconcelos, actualmente preso en el penal de Santa María Ixcotel bajo cargos de abuso de autoridad.

En caso de que los exfuncionarios no comprueben la correcta utilización del recurso, deberán devolver el capital más los intereses acumulados desde el día de su disposición, según la ASF.

En relación a la retención de cuotas del ISSSTE, SAR y FOVISSSTE, la Auditoría promovió un Ejercicio de la Facultad de Comprobación Fiscal para que el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado instruya a quien corresponda con el propósito de que “audite a los Servicios de Salud de Oaxaca, a fin de constatar el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, debido a que no se presentó el entero de las retenciones de las aportaciones de seguridad social efectuadas a los trabajadores financiados con recursos del Fondo de

Aportaciones para los Servicios de Salud”.

No promovió el mismo procedimiento en el caso del desvío del ISR.

Comentarios

comments