Colosio-Mouriño, delfines del maximato Salinas-Calderón


Alfredo Martínez de Aguilar / DETRÁS DE LA NOTICIA

 
(A Miroslava Breach, periodista chihuahuense, amiga del Foro Nacional de Periodistas y Comunicadores, al periodista oaxaqueño Romualdo Santiago, a Hugo Velasco y a los colegas de Tuxtepec; y a todos los periodistas mexicanos agredidos y asesinados por la narcopolítica y narcoeconomía. Seguramente seguirán los atentados por la impunidad cómplice, pero jamás podrán matar a todos los periodistas y menos a la verdad).

Fecha cabalística 23 de 23. Aniversario 23 de la ejecución de Luis Donaldo Colosio Murrieta el 23 de marzo de 1994. El candidato presidencial del PRI concluyó un mitin multitudinario en la colonia marginal Lomas Taurinas. Un complot terminó con su vida en Tijuana, Baja California.

Las investigaciones concluyeron que se trató de “una acción concertada”. No puede ser de otra manera más que tratarse de un crimen de estado, resultante de un complot. Hay candidatos y presidentes mexicanos más odiados y no se ha atentado contra ellos, menos han sido asesinados.


Ejecución de Luis Donaldo Colosio Murrieta al que se sumaron los asesinatos del cardenal de Guadalajara, Juan Jesús Posadas Ocampo, y del propio ex cuñado del presidente Carlos Salinas de Gortari, el guerrerense José Francisco Ruiz Massieu, por consigna de Raúl Salinas.

Catorce años después murió en condiciones todavía no aclaradas del todo Juan Camilo Mouriño Terrazo. Ni la causa ni el móvil del desplome del jet en el que viajaba han sido plenamente clarificados. El Zar Antidrogas mexicano, José Luis Santiago Vasconcelos, le acompañaba.

Seguramente la mano negra del imperio norteamericano no fue ajena al asesinato de Colosio. El presidente Bill Clinton rechazaba su candidatura por su compromiso de combatir al narcotráfico en México, fuente de financiamiento de la intervención armada de Estados Unidos en Nicaragua con el escándalo Irán-Contras o en Afganistán con los talibanes, entre otros países en el mundo.

Guardadas las debidas proporciones hay una serie de circunstancias comunes entre ambos políticos priista y panista. Los dos eran jóvenes maduros bien parecidos, ligados íntimamente a los afectos de los pr esidentes Carlos Salinas y Felipe de Jesús Calderón, respectivamente.


Pero además, Luis Donaldo y Juan Camilo eran enormemente soberbios. Es una mentira total presentar la imagen de su personalidad como la de dos políticos sencillos y accesibles. Origen es destino y éste pesaba en la actitud de los dos. Mouriño presumía su origen español.

Colosio repudiaba ser plebeyo, producto de la cultura del esfuerzo. La soberbia de Colosio era mayor al grado extremo de llegar a la abierta majadería con su jefe de seguridad, General Domiro García Reyes. Impedía que su guardia garantizara su seguridad, lo que le costó la vida.

A la luz de la estrecha cercanía en los afectos presidenciales de Luis Donaldo y Juan Camilo, no faltó razón a un experto en inteligencia y seguridad nacional al comentarnos muy en corto “al matar a Colosio y Mouriño partieron el corazón a Carlos Salinas y a Felipe Calderón”.

Pero lo más importante, ambos jóvenes políticos eran delfines de los primeros mandatarios en turno. En un ejercicio de creación de escenarios, no es nada descartable que la desmedida ambición de Salinas y de Calderón pretendiera imponer un maximato con Colosio y Mouriño.

Esta posibilidad haría más entendible la muerte del candidato presidencial del PRI y del Secretario de Gobernación, respectivamente. Y fortalece, al mismo tiempo, la posibilidad de un crimen de estado en los dos casos. El probable objetivo: frenar el maximato del PRI y del PAN.

Éste es un posible escenario inédito que bien vale la pena explorar para escudriñar las probables causas, motivos y razones del móvil de la violenta muerte de dos jóvenes políticos mexicanos que al parecer marcarían un parteaguas en la vida política de México desde el PRI y el PAN.

Esta novedosa hipótesis explicaría las muertes de Luis Donaldo Colosio y Juan Camilo Mouriño como un crimen de estado, decisión tomada por la nomenklatura del PRI y del PAN para evitar que Salinas y Calderón siguieran gobernando de manera transexenal, a través de ellos.

Actualmente, el ex presidente panista Felipe de Jesús Calderón Hinojosa insiste en seguir gobernando, ahora, a través de su esposa Margarita Zavala Gómez del Campo, a quien intenta imponer como candadita del Partido Acción Nacional a la Presidencia de la República.

En su momento, se habló de manera por demás insistente que, convertido en presidente de la República Luis Donaldo Colosio Murrieta, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) sería convertido en el Partido Nacional Solidaridad (PNS), a semejanza del movimiento Solidaridad de Lech Walesa, en Polonia, que contribuyó a derruir el Muro de Berlín y desaparecer a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y a democratizar Europa Oriental.

El ambiente creado por el exitoso Programa Nacional de Solidaridad era más que propicio.

PRONASOL era el programa asistencialista por excelencia para usar gasto público como mecanismo de recuperación de la lealtad social al Partido Revolucionario Institucional siguiendo la línea de la política neoliberal salinista.

En 1989 Salinas arrancó su gobierno con el Programa Nacional de Solidaridad La intención del PRONASOL no sólo fue regresar a Los Pinos las inversiones regionales, sino construir una estructura política paralela que recogiera los liderazgos sociales no priistas y que en los hechos fuera sustituyendo a los seccionales del PRI.

El responsable de echar a andar ese proyecto fue nada menos que Ernesto Zedillo Ponce de León, el gran beneficiario de la ejecución de Luis Donaldo Colosio, como secretario de Programación y Presupuesto, en alianza precisamente con Colosio como presidente nacional del PRI.

El círculo se cerró en abril de 1992 cuando Salinas desapareció la SPP, creó la Secretaría de Desarrollo Social y designó como primer titular a Colosio. El mensaje de entonces fue más que claro: el PRONASOL, los comités de solidaridad y el PRI se fusionaban en una operación política que adelantó la candidatura presidencial de Colosio desde 1992. Pero dejó claro que el gasto público tendría uso político; por cierto, ni el PAN ni el PRD se agitaron demasiado para oponerse.

¿Inminentes cambios
en el gabinete de Murat?

Más que insistentes son las crecientes versiones sobre inminentes cambios en el gabinete legal y ampliado del gobernador Alejandro Murat, que dicho sea de paso son cada vez más urgentes en algunas áreas vulnerables por estratégicas y que a la vista de todos no están funcionando.

Para algunos son simples rumores en las redes sociales, para otros ‘fuego amigo’ como parte de la ‘guerra sucia’. Lo cierto, es que el mandatario estatal está sumamente indignado con algunos de sus más cercanos colaboradores por su pública ineptitud, ineficacia e ineficiencia.

Sin embargo, fuentes dignas de crédito aseguran al columnista que es inminente la próxima salida del Secretario General de Gobierno, Alejandro Avilés Álvarez, como lo prueba la severa llamada de atención del Ejecutivo, durante la primera audiencia pública, en Palacio de Gobierno.

Con la movilización de los estudiantes normalistas y de la Sección XXII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que intentaron sabotear la audiencia pública y que obligó al enfrentamiento con la policía durante el desalojo con gases lacrimógenos.

El choque de la policía, en el que resultó herido un elemento policíaco y nuestro compañero fotoreportero Hugo Velasco, confirmó una vez más que la política interior del Estado es un rotundo fracaso, toda vez que no hay operadores políticos que desactiven los conflictos.

Otros servidores públicos, cuya remoción se menciona son el Secretario Técnico, Francisco Ángel Maldonado, el Coordinador General de Giras y Eventos, Adolfo Maldonado, y la Directora del Instituto de la Mujer, Miriam Liborio, a quien Murat llamó la atención en la audiencia públca por su pública y notoria falta de resultados en el trabajo.

En el ‘fuego amigo’, resultante de la ‘guerra sucia’ contra el gobierno de Alejandro Murat, no deja de causar sorpresa que, también, se mencione el relevo del Secretario de Economía, Jesús Rodríguez Socorro, y del Secretario del Medio Ambiente, José Luis Calvo Ziga.

Avanza dispersión de
recursos a Mipymes

Con plena transparencia en los próximos días, Broxel S.A. de C.V.,, la empresa operadora del Programa “Sumemos por Oaxaca”, terminará la etapa de validación de la dispersión de 70 millones de pesos que generará la reactivación económica de siete mil empresas oaxaqueñas, a través de la entrega de tarjetas con las cuales podrán disponer del beneficio económico por 10 mil pesos.

Los trámites para acceder a los recursos fueron gratuitos y a las empresas beneficiadas no se les cobra ningún importe por parte de las dependencias del Gobierno Estatal y Federal. Los beneficiarios aparecen inscritos en el Registro Federal de Contribuyentes, antes de mayo de 2016, informó el Secretario de Economía, Jesús Rodríguez Socorro.

Oscar López, representante de la Delegación de la Secretaría de Economía Federal, subrayó que los Micro, Pequeños y Medianos Empresarios de la entidad (Mipymes) acudieron a las ventanillas ya mencionadas, para la recepción, revisión y registro de las solicitudes, donde se les atendió con oportunidad.

Rodríguez Socorro, destacó el apoyo de la Federación a través del Instituto Nacional del Emprendedor, que aportó 70 millones de pesos para este programa que tiene como propósito la reactivación económica de siete mil empresas oaxaqueñas y para quienes se instalaron mesas de recepción de documentación en los municipios de Oaxaca de Juárez, Salina Cruz, Huajuapan de León, San Juan Bautista Tuxtepec, Putla Villa de Guerrero y Santa Catarina Juquila.

Por su parte, Max Vargas, representante de la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental informó que a petición de la Secretaría de Economía del Estado, participan en la Comisión de Dispersión, para legitimar que ésta realice el procedimiento de acuerdo a las reglas de operación del INADEM, de manera transparente y legal.

Dicha Comisión está integrada por la Secretaría de Economía del Estado y Federal, la de Finanzas y de la Contraloría y Transparencia Gubernamental, así como los representantes de los organismos empresariales.

En tanto, el representante de CANADEVI, Carlos Antonio Ayuso Ángeles, agradeció el compromiso cumplido por parte de la administración del gobernador Alejandro Murat a través del Programa “Sumemos por Oaxaca” que reactivará la economía del Estado. A su vez, la, Vicepresidenta del Consejo de Empresarios y Profesionistas Cristianos de Oaxaca, Isaura Pérez, destacó que este beneficio apoyará a un importante número de sus agremiados, quienes se vieron seriamente afectados por las movilizaciones y conflictos sociales, por lo que agradeció el interés mostrado por la actual administración para reactivar el comercio en el Estado.

Mientras que el representante de Transportistas y Guías, Jorge Cruz Sumano, reconoció que la recepción de documentos se hizo en tiempo y con transparencia, por lo que agradeció a la Comisión por su labor para oxigenar la economía de las empresas que se encuentran esperando la validación de su documentación.

Asimismo, el representante de la Cámara de la Industria de la Construcción, Giovanni Ortega, señaló que todo ha sido claro para las empresas establecidas y que sus agremiados son testigos de que no han tenido que aportar ningún recurso para el trámite de su inscripción al programa.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora, Armando Pascual Guzmán, expresó su agrado porque la dispersión del recurso otorgado por la federación va a llegar a los empresarios afectados.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Comentarios

comments