Piden cárcel para Germán Tenorio

Montiel Cruz/Laura Díaz
Padres de familia de la asociación civil Morando Bajo la Esperanza, dirigidos por Alma Ramos Sumano, urgieron  aplicar la justicia y que vaya a la cárcel el exsecretario de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), Germán Tenorio Vasconcelos.
Durante una entrevista, los padres inconformes denunciaron que el exfuncionario estatal de la pasada administración de Gabino Cué Monteagudo lucró con los niños con cáncer del Hospital Civil Dr. Aurelio Valdivieso, pues nunca entregó el equipo acelerador lineal para radiar a los niños.
El equipo costó un millón y medio de pesos y supuestamente fue comprado en 2015, pero Germán Tenorio nunca lo entregó al nosocomio, pese que hizo público la entrega del equipo.
Los progenitores expusieron que los pacientes enfrentan una serie de carencias de medicamentos para seguir con sus quimioterapias, pues los tratamientos para el padecimiento de leucemia están entre los 170 mil pesos y es una cantidad difícil de cubrir por los familiares de los enfermos.
“Muchas de las veces dejamos a medias el tratamiento, porque ya no lo podemos costear y se mueren los niños, es algo lamentable que no queremos que siga pasando por eso pedimos a los nuevos funcionarios públicos de los SSO que asuman su responsabilidad y el respaldo a este sector de la población que en estos últimos años no fue tomado en cuenta”, manifestaron los padres de familia.
De acuerdo con los denunciantes, no quieren que siga falleciendo ni un niño más que tenga cáncer, porque son una “esperanza de vida” y  hacen votos para que el gobierno de Alejandro Murat tome en cuenta a estos infantes que luchan para vivir.
El acelerador lineal
El 8 de septiembre de 2013, Germán Tenorio Vasconcelos, entonces secretario de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), manifestó que el Sector Salud contaría con un acelerador lineal nuclear con valor de 10 millones de dólares, para prevenir y controlar diversas enfermedades relacionadas con el cáncer.
En ese entonces, el secretario de Salud, Germán Tenorio Vasconcelos, comentó que inicialmente se pensó en comprar una bomba de cobalto, pero el gobernador Gabino Cué autorizó la compra del acelerador.
En un recorrido, donde informó las buenas nuevas, comentó que el acondicionamiento del lugar para instalar el acelerador tuvo un costo de 50 millones de pesos y que a finales de ese año Oaxaca ya contaría con la nueva tecnología.
“Este es un brinco de cinco siglos en el tratamiento del cáncer en Oaxaca, sobre cómo lo vamos a tratar en enero o febrero del año que entra; este acelerador lineal no lo hay en todo el sureste de la república y ya estamos en los trabajos de su instalación”, dijo sonriente.
Explicó que para utilizar el aparato contratarían a físicos nucleares y oncólogos radioterapeutas, porque el equipo hasta parece de fantasía y no dejará secuelas en los pacientes.
El entonces secretario de Salud explicó que en la Ciudad de México había tres equipos como el que se compró y en todo el país existían otros cinco, por lo que los oaxaqueños serían los afortunados beneficiarios del otro futurista equipo, que ya habían comprado, pero estaba en pruebas y que la cápsula radioactiva venía del extranjero, lo que implicaba largos trámites con el Instituto Mexicano de Energía Nuclear.
Germán Tenorio aseguró que los servicios del acelerador lineal serían prácticamente gratuitos, porque estaban incluidos en los programas del Seguro Popular.
La historia del acelerador lineal comenzó el 26 de abril de 2011, cuando las fundaciones Alfredo Harp y Gonzalo Río Arronte anunciaron que donarían a la Secretaría de Salud un sofisticado equipo para detección y tratamiento de cáncer, con valor de 7 millones de dólares, de ese entonces.
Nunca llegó
En junio de 2015, la representante de la asociación civil Morando Bajo la Esperanza dio a conocer que Germán Tenorio Vasconcelos nunca entregó el acelerador lineal para radiar a los niños con cáncer del Hospital Civil Dr. Aurelio Valdivieso y no sabe a quién se lo dejó, porque hizo público que sí fue entregado a la asociación civil.
La vocera de los padres de familia dijo que desde 2013, el exsecretario de Salud dio a conocer a través de varios medios de comunicación que se contaba en el Hospital Civil con esta tecnología para los niños con cáncer.
“No es cierto que exista en el nosocomio ese aparato que bien ayudaría a los niños, porque es muy caro y en Oaxaca no lo tienen, es por eso que me indigna que hiciera esa declaración totalmente falsa”, refirió Rosa Sumano.
Inhabilitado
Según declaró el entonces secretario de la Contraloría, Manuel de Jesús López, en enero de 2016, Germán Tenorio Vasconcelos fue inhabilitado por un periodo de 13 años para ocupar algún cargo público al no comprobar la compra de una aeronave y la contratación de su hija en la dependencia.
La Contraloría confirmó que el exservidor público fue sancionado por ambos casos, en uno con una sanción de 10 años y en otro por tres años más. Para ese entonces, Tenorio Vasconcelos ya había renunciado al cargo, bajo diversos cargos de corrupción, peculado y desviación de recursos.
Uno de los expedientes refería a la contratación irregular de Daniela Tenorio Bernal, hija del exfuncionario de Gabino Cué Monteagudo, quien cubría una plaza y se encontraba comisionada para laborar en una clínica con un salario de cuatro mil pesos mensuales.
El otro documento era por la adquisición de un avión privado tipo Cessna Aircraft, con matrícula XB-LKO, con número de serie 340-0230, adquirido con la Inmobiliaria Tenorio, S. A de C. V.
La aeronave que se calculó valía más de 225 mil dólares era para cuatro pasajeros. En ambos casos el exfuncionario no logró comprobar su inocencia.
Fuente: Oaxaca Politico

Comentarios


comments