Bestialidad magisterial…


Pablo Ramírez Puga. / EXPRESIONES

¿Qué tanto más tiene que esperar ver la sociedad mexicana y los padres de familia para darse cuenta de que los maestros de la CNTE son la representación de la barbarie y del rezago en entidades como Michoacán, Chiapas, Guerrero y Oaxaca?

Porque deben de saber que nuestro sistema corrupto federal y estatal, que se distingue por su omisión, blandenguería y corrupción al auspiciar el crecimiento y consolidación de un gremio que era prototipo del trabajo ejemplar y de la conciencia ciudadana, hoy detiene su intervención por el miedo hacia una conflagración social que acabaría con el poder establecido y nos ubicaría en otra revolución, quizá la más costosa y funesta de nuestra historia.

El Gobierno Federal y Estatal tienen miedo de aplicar la ley para no verse autoritarios y echarse más leña encima de la que ha generado tanta corrupción que nos tiene atiborrados de violencia, delincuencia, inseguridad, injusticia e inestabilidad social, ese es el fondo del asunto.


Lo que hicieron los maestros de Chiapas o sus esbirros, al rapar a unas maestras y maestros que cumplieron impartiendo clases en su comunidad y las amenazas y cacería en contra de supuestos delatores y traidores magisteriales en Michoacán y Oaxaca, son muestra de la barbarie de una gremial rebasada y cada vez más nociva para todo el país.

La CNTE y sus ramales como la Sección 22 y la Sección 7 de Chiapas, son prototipo de toda esa negatividad educativa que tuvo a bien el gobierno estatal y federal de otorgarles y que hoy tienen miedo de quitarles.

Es oprobioso ver el daño que están haciendo a la educación en Oaxaca, Michoacán, Chiapas y Guerrero, daño que no sólo se refleja en un pésimo nivel educativo sino en rezago y pobreza, a pesar de las posibilidades económicas, culturales y turísticas que poseen.

Todo tirado a la basura por no saber aplicar la ley a tiempo y negociar con ella.


¿Están esperando que sea el pueblo el que tome la ley en sus manos y la ejerza en contra de los mentores?

Recuerden que el pueblo no se anda con miramientos, ni falsos perdones. Si despiertan a la barbarie ciudadana no será sólo para meter al orden a los maestros, sino también para fulminar un sistema de gobierno que no sabe actuar dentro de la legalidad y la justicia…

confusiopuga@hotmail.com
rampuga@prodigy.net.mx

Comentarios

comments