Rojo amanecer en Oaxaca


Por incógnito

Por si fueran poco los bloqueos, marchas, plantones y las obras mal planeadas, ahora, todo indica que la delincuencia organizada ha sentado sus reales en nuestro Estado al demostrar mayor coordinación que las propias corporaciones policiales, y no piensa irse a ninguna parte, ante el valemadrísmo e incompetencia de los pseudo encargados de garantizar la seguridad de los oaxaqueños.

Tan sólo este lunes nos despertamos con la aparición de dos ejecutados allá por el rumbo de la Reforma Agraria en Xoxocotlán; “una cabeza humana fue colocada sobre el cofre de una camioneta tipo Cruiser color gris plata, con placas de circulación 409TWE, con las luces encendidas, y con una cartulina que a la letra dice: “Esto es para que aprendan, no es un juego a estos se les partió la madre por tener padres pendejos, esto les va a pasar a todos aquellos que no se alineen, Charango tienes 24 horas”.

¿Cómo sé tanto? Pues gracias a la la falta de responsabilidad la propia Policía Estatal que filtró el parte informativo “oficial”, delicada información que se presume debería ser confidencial. Y no es que esté mal, sin embargo, por sentido común este tipo de filtraciones alteran el curso de las investigaciones, pues así sea un nombre o un apodo podrían ayudar en la identificación de los presuntos responsables.


Pero qué se puede esperar de una dependencia que cayó en las manos de gente ignorante como el propio jefe de prensa un tal “memo”, que su único mérito es haber sido locutor de oficio, sin carrera, sin la sensibilidad para ocupar el cargo, mucho menos el criterio para medir el riesgo que implica la filtración de este tipo de información.

Así, con esta doble ejecución suman ya diez tan sólo en lo que va del mes de mayo, sin que nadie sepa nada al respecto y nieguen lo evidente, que en Oaxaca quien manda es la delincuencia y no quienes en teoría deberían hacerlo, basta con conversar con gente de los tianguis y mercados para sustraer el nombre de las organizaciones que cobran el derecho de piso.

Ah pero el flamante secretario de Seguridad Pública Jorge Alberto Ruiz Martínez y el propio Gabino Cué dicen que en Oaxaca no pasa nada, señores¡¡¡¡¡ la región del Istmo, Cuenca, Costa y ahora los Valles Centrales son un polvorín!!!!!! Bien dicen que no hay peor ciego que el que no quiere ver.

Pero qué se puede esperar de estos dos personajes, si junto con el resto del gabinete nada más están nadando de muertitos para entregar una administración en franca y real decadencia, endeudados hasta las cachas, tan es así que Teléfonos de México (TELMEX) cortó este lunes el servicio a Ciudad Judicial y Administrativa, por exceso de pago.


¿Prevención del delito? Qué es eso, ni la oficina que opera en la Secretaría de Seguridad Pública ha servido para cumplir con su cometido debido a la incompetencia de su titular el siempre ausente de Hugo López, y al elefante blanco que representa el Centro Estatal de Prevención del Delito a cargo de Miguel Horacio Botello Treviño, que presenta un subejercicio histórico, debido a la falta de propuestas y trabajo en esta dependencia. ¿En dónde quedó la paz y el progreso? yo no las veo por ningún lado ¿y usted mi estimado lector?

Comentarios

comments

Add Comment