Comunicadores le dicen adiós al Estadio Benito Juárez


Luego de casi 30 años de actividad, ayer, integrantes de la Unión de Periodistas Deportivos de Oaxaca (UPI), así como exjugadores profesionales de Chapulineros, se despidieron del Estadio Benito Juárez

Ante lo que parece su inminente demolición, el pasado domingo integrantes de la Unión de Periodistas de la Información Deportiva de Oaxaca (UPI) y ex jugadores de los Chapulineros de Oaxaca despidieron con un partido amistoso el estadio de futbol “Benito Juárez” de Santa María Ixcotel.

Luego del partido de los Chapulineros de la Liga Premier de la 2ª División del futbol mexicano profesional, ex Chapus de la década de los ochenta y noventa se dieron cita en el empastado del llamado “Coloso de Ixcotel” para decirle adiós al inmueble que muchos años dio glorias y penurias al balompié zapoteca. Asimismo estuvo en el encuentro, y por última ocasión, el copa de campeón que obtuvo el equipo oaxaqueño en 1993.

El equipo oaxaqueño que durante diferentes épocas vistieron los colores del equipo saltarín, Juan de Dios Uribe Ríos, autor de los goles del campeonato en abril de 1993, Carlos Ayala Trujillo, capitán del equipo, Marcelino Albuerne Ronquillo, así como Jhonny Alcántara, ‘El Martillito’, Diego Juárez, Eulogio Ibáñez, Julio Girón, fueron parte de aquellos jugadores que dieron a Oaxaca grandes satisfacciones.


El intenso sol que se dejó caer sobre el césped no fue pretexto para que reporteros, fotógrafos, editores, corresponsales, camarógrafos, conductores y jefes de prensa del área, dejaran por un momento su labor informativa para demostrar sus cualidades futbolísticas.

En la otra cancha el buen toque de balón de los ex Chapulineros aún se sentía en cada pase, a pesar de las canas y algunos kilitos de más, la visión de campo, los recorridos y una notable condición física predominaba en el equipo azul que hace algunas décadas le brindó grandes alegrías a la afición oaxaqueña. En el primer tiempo los ex profesionales tomaron ventaja en el marcador, los cambios de elementos en el equipo de la prensa deportiva eran constantes, sin embargo cada jugador brindó el cien por ciento dentro del terreno de juego, aunque en ocasiones sólo representó un par de minutos a tope.

Para la segunda mitad los representantes de los medios de comunicación lograron meter una anotación, sin embargo el desgaste físico fue determinante, por lo que al final los ex profesionales se quedaron con la Copa Chapus, en lo que fue una cascarita amistosa para despedir el estadio “Benito Juárez” que vivió sus mejores épocas en los años ochenta y noventa.

Comentarios

comments


Add Comment