En Puebla, sujeto muere linchado tras asaltar y herir a una persona


Los linchamientos a presuntos delincuentes continúan en Puebla: este miércoles un hombre murió luego de la golpiza que le dieron vecinos del municipio de Acatlán de Osorio por asaltar y herir a una persona, mientras que otro estuvo a punto de ser quemado vivo en Santo Tomás Hueyotlipan por robar una tableta electrónica.

El primer caso se presentó en la colonia San Cristóbal, donde una turba de vecinos linchó a un presunto asaltante que fue atrapado cuando huía tras herir con un arma de fuego a una de sus víctimas.

De acuerdo con testigos, el hombre disparó contra un habitante de esta localidad luego de que lo descubrió robando al interior de su domicilio. La víctima recibió un balazo en el abdomen y fue trasladado al hospital.

Tras disparar a la víctima, el presunto delincuente trató de huir, pero un grupo de vecinos lo sorprendió y lanzó la alerta al pueblo. Pronto se concentraron más de 50 personas, quienes empezaron a golpearlo.


Acompañado de policías, el presidente municipal Guillermo Martínez Rodríguez intervino para convencer a la turba de entregar al presunto delincuente, identificado como Víctor Alvarado Martínez, de 37 años de edad.

Los vecinos accedieron, pero la golpiza que propinaron al ladrón fue tal que murió horas después en el Hospital General de Acatlán.

El sujeto portaba un arma calibre .38 súper sin cartuchos útiles, la cual quedó a disposición del ministerio público.

Otra situación similar se presentó en la población de San Miguel Zacaola, municipio de Santo Tomás Hueyotlipan, este mediodía cuando un grupo de vecinos atrapó a un sujeto que robaba en una casa.


De acuerdo con los cuerpos de seguridad, luego de que los pobladores descubrieron al ladrón que portaba una tableta electrónica  y dinero en efectivo que hurtó del domicilio en cuestión, convocaron a los demás vecinos para decidir un castigo contra el presunto delincuente.

Además de golpearlo, los lugareños lo bañaron con combustible y lo ataron a un poste de electricidad para prenderle fuego. No obstante, la intervención de las autoridades logró que los pobladores lo entregaran a las autoridades para que fuera trasladado al Ministerio Público.

Durante el 2015, en Puebla se registraron alrededor de 30 intentos de linchamientos, entre ellos el ocurrido en Ajalpan, donde una turba quemó vivos a dos hermanos que se dedicaban a hacer encuestas, pero que fueron confundidos con secuestradores.

Comentarios

comments

Add Comment