En Puebla, operativo ‘antiordeña’ desata enfrentamiento

El saldo que se maneja según versiones del poblado, es una personas lesionada y seis militares retenidos


Un comando dedicado al robo de combustible mejor conocidos como ‘chupaductos’, se enfrentaron a balazos con militares, anoche en la comunidad de San José Bellavista, en el municipio de Palmar de Bravo, Puebla.

El saldo que se maneja según versiones del poblado, que se encuentra bajo el control de los ‘chupaductos’, es un lesionado por arma de fuego y seis militares retenidos.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 22 horas de este martes, donde fueron bloqueados los accesos por los responsables del robo de combustible.

Hasta el momento, la Fiscalía General del estado no ha emitido ningún pronunciamiento al respecto.


Las versiones indican que el personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) instrumentó un operativo durante la noche del martes en Palmar de Bravo contra la ordeña de ductos de la empresa petrolera, sin embargo, fueron agredidos a balazos por al menos 50 ladrones.

Este sería el segundo incidente entre ‘chupaductos’ y miembros de la Sedena, pues durante la madrugada del jueves 29 de octubre en la comunidad de San José Bellavista, militares fueron golpeados y desarmados por pobladores del municipio de Palmar de Bravo, luego que los soldados ingresaron a la demarcación para rescatar a personal de Seguridad Física de PEMEX que fue retenido por intentar detener a ladrones de combustible.

Trascendió que una llamada anónima reportó lo ocurrido al Arco de Seguridad de Palmar de Bravo, por lo que se implementó un fuerte operativo, entre Policías Ministeriales, Estatales y Ejército Mexicano.

Según testigos de los hechos, varias camionetas tomaron el control del poblado y sus carreteras que conectan con la ciudad de Puebla, para evitar el rescate de los militares retenidos.


Apenas el 17 de enero, hace tres días, el Ejército recuperó dos camionetas, utilizadas para el traslado de combustible de procedencia ilícita en Palmar de Bravo.

Con información de La Jornada

Comentarios

comments

Add Comment