¡Saquen paraguas y apaguen el ventilador, llueve lodo!


Alfredo Martínez de  Aguilar

Utilizamos este encabezado prosaico con ánimo provocador, pero sin el propósito de escandalizar a las hipócritas buenas conciencias que se dan baños de pureza en el sanitario.

El objetivo es dimensionar en toda su magnitud el incremento de los niveles que cada día alcanza la ‘guerra sucia’ de lodo y estiércol, en el desarrollo del proceso electoral federal.

El ‘fuego amigo’ inició con la filtración de las fotos de las responsables de la imagen de Gabino Cué en su campaña, Ximena de Icaza y Sara Dulché, muchachas de 200 pesos, diría la Zabaleta.


Siguió con la ‘descobijada’ semidesnuda de la candidata del PRI a la diputación federal por el Distrito Electoral 09, con cabecera en Santa Lucía del Camino, Gabriela Olvera Marcial.

Y ayer en la mañana desde muy temprano, de manera aparentemente sorpresiva apareció un vehículo llamado ‘Corruptour’, exhibiendo la corrupción del ‘tirano’ Ulises Ruiz y su ‘burbuja’.

Está ploteado con caricaturas sarcásticas en contra del ex gobernador Ulises Ruiz y de sus más cercanos colaboradores, como  el ex titular de la Secretaría de Finanzas, Miguel Ángel Ortega.

Pese a la mascarada del camuflaje de la camioneta, la mano negra de los autores intelectuales inmediatamente enseña el cobre al golpear a la ex secreatria de Turismo, Beatriz Rodríguez.


Esta fundada presunción se fortalece al observar que se golpea, también, al ex Secretario Técnico del gabinete del ex gobernador Ulises Ruiz Ortiz, Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva.

¿De quién es la mano negra y peluda que está interesada en golpear al ex gobernador Ulises Ruiz Ortiz y a la ‘Titi’, su candidata a diputada federal por el VIII de la capital oaxaqueña?

Tampoco hay que pasar por alto que el director nacional de Liconsa, Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, es uno de los más fuertes aspirantes a la candidatura a la gobernación de Oaxaca.

Otros de los aspirantes con posibilidades reales son, Alejandro Ismael Murat Hinojosa, director del Infonavit, Martín  Vásquez Villanueva, Mariana Benítez y ‘el Señor Pérez’.

En tal tesitura no queda más que recomendar a las y los oaxaqueños: ¡Saquen los paraguas y apaguen el ventilador porque sigue lloviendo mierda… política en Oaxaca! Y lo que falta.

Ciertamente, todo hace presumir que el diluvio de mierda… política apenas empieza y que veremos imágenes en situaciones muy comprometedoras de muchos otros candidatos.

Las redes sociales, particularmente Facebook y Twitter, seguirán siendo la arena en la que se diriman los ataques y contraataques de las mafias y grupos políticos que se disputan Oaxaca.

Las primeras pistas conducen al genialmente perverso Jorge Franco Vargas, a través de su amigo, peón y cómplice, Miguel Garza Quintana, en el ‘affaire’ Gaby Olma, en Santa Lucía.

Franco Vargas tiene el fierro de varios establos en las ancas, desde el de Diódoro Carrasco hasta el de Gabino Cué pasando por el de Pepe Murat y Ulises Ruiz, aunque odia a éste.

¿A quién sirve, en realidad, Emanuel Blanco, presidente de la asociación civil “Oaxaca Nuevo amanecer A.C.”, quien hasta ahora es la cara visible de la exhibición de la corrupción ulisista?

Es innegable que resulta altamente positivo y, por tanto, saludable, que se peleen las mafias políticas para que las y los oaxaqueños nos enteremos de su escandalosa corrupción.

Hay que estar muy pendientes para observar el revire que, seguramente está armando ‘el tirano’ y su ‘burbuja’, toda vez que el que se ríe se lleva y el que se lleva, se aguanta. Al tiempo.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Comentarios

comments

Add Comment