Internos del Altiplano presentan queja ante la CNDH


‘El Chapo’, ‘El H’, ‘La Barbie’, entre otros capos del crimen organizado denunciaron malos tratos en el penal federal donde se encuentran recluidos

CIUDAD DE MÉXICO, 27 de febrero.- Joaquín “El Chapo” Guzmán, Héctor Beltrán Leyva “El H”, Edgar Valdez Villarreal “La Barbie” y Miguel Ángel Félix Gallardo, entre otros capos del crimen organizado, presentaron una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por el trato que reciben en el penal federal donde se encuentran recluidos.

La queja, consistente en un manuscrito de 11 cuartillas escritas a mano, fue presentada ante la Oficialía de Partes del organismo, en donde se le asignó el número 19066, el pasado miércoles 25 de febrero.

El documento lo firman en total 138 internos del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 1, Altiplano, ubicado en el municipio de Almoloya de Juárez, en el Estado de México, en el que detallan presuntos malos tratos y casos de corrupción entre las autoridades del centro penitenciario.


La CNDH confirmó la recepción de la queja, la que fue turnada a la Tercera Visitaduría del organismo a cargo de la doctora Ruth Villanueva Castilla, área encargada de atender los asuntos del Sistema Penitenciario Federal.

Se indicó que la Comisión le dio entrada a la queja y se le dará atención como a la que presente cualquier ciudadano, en cumplimiento a sus obligaciones.

MALOS TRATOS
Los 138 reos de El Altiplano denuncian en la queja que son violados sus derechos humanos por parte de las autoridades del penal, al hacerlos víctimas de malos tratos, hacinamiento, condiciones de insalubridad en celdas y en los alimentos que reciben.

Acusan también que sólo tiene derecho a una hora de luz solar al día, a llamadas telefónicas con sus familiares controladas y limitadas, con un deficiente servicio médico y sin la posibilidad de realizar actividades de reinserción social.


En el documento los internos describen que sus familiares también son víctimas de abusos por parte de los custodios, al ser obligados a desnudarse para ingresar al penal, mientras reciben tratos indignos, sin respeto y pudor.

En muchos de los casos son manoseados, intimidados y tratados con palabras altisonantes, no mediando el más mínimo sentido de la ética profesional y menos el humano por parte del personal de seguridad y custodia”, se describe en la queja entregada a la CNDH.

Los reos del penal de máxima seguridad describen que existe hacinamiento, debido a que hay celdas diseñadas para dos internos en las que están recluidos tres.

Ante esta situación, uno de los internos debe dormir en el suelo, entre colchonetas en mal estado, combinadas con el olor de los sanitarios y fugas de agua.

Lo mismo ocurre en las instalaciones habilitadas para la visita íntima de los recluidos y sus parejas, quienes se reúnen entre condiciones de insalubridad.

Presentan fugas de agua, sanitarios rotos y otros tapados, cristales rotos, paredes con aplanados botados, lavabos despegados, algunos caídos, regaderas tapadas donde no sale agua fría ni caliente, los colchones hechos cunas, con alambres salidos y no se diga lo sucios y mal olientes por el uso y mal aseados”, se describió en la queja.

Además los internos sólo tienen derecho a una hora de luz solar al día, la que se ve reducida ante los periodos de traslado de sus celdas a los patios.

En el documento se acusa a Librado Carmona García, director técnico del Cefereso número 1, y a la encargada de los servicios médicos, a quien identifican como “Areli”, de malos tratos y presuntos actos de corrupción.

Información: Excelsior

 

Comentarios

comments

Add Comment