El aumento realizado el 1 de enero de 1.9% en los precios de las gasolinas, diesel y gas LP, será el único que se implemente en este 2015, aseveró la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).
En un comunicado, la dependencia explicó los precios máximos para los combustibles se mantendrán constantes en el nivel establecido al inicio de este año, eliminándose los ajustes mensuales que se observaban en el pasado.
Si bien el Ejecutivo Federal tiene la facultad legal de realizar ajustes adicionales en respuesta a fenómenos de volatilidad en los precios internacionales de los energéticos, esa facultad no se estará empleando durante 2015″, aclaró la SHCP.
El jueves, en un acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación, la dependencia advirtió que “en caso de que los precios internacionales de estos combustibles experimenten alta volatilidad, el Ejecutivo preverá mecanismos de ajuste que permitan revisar al alza los incrementos de los citados precios, de manera consistente con la evolución del mercado internacional”.
Ante esto, la secretaría detalló este viernes que tal como se aprobó en la reforma energética, durante este año que inicia, dejará de haber un precio único para los combustibles y en su lugar se establece un precio máximo, con el objetivo de permitir que se puedan adquirir los combustibles a precios por debajo de ese nivel máximo, en la medida en que la competencia entre estaciones de servicio lleve precios al consumidor final por debajo de lo establecido.
A partir del 1 de enero el litro de la gasolina Magna cuesta 13.57 pesos, lo que representa un ajuste de 1.9 por ciento respecto del precio aplicado en diciembre de 2014, mientras que el precio del litro de lagasolina Premium tuvo un incremento de 0.27 centavos, con lo que pasó de 14.11 a 14.38 pesos, mientras que el aumento al precio delDiesel fue de 0.26 centavos, al pasar de 13.94 a 14.20 pesos.
La SHCP destacó que estos incrementos son menores a la inflación que se tiene estimada para 2015, la cual se encuentra en un rango de 3 a 4 por ciento.
De esta manera, además de evitar los ajustes mensuales que se observaban de forma continua desde finales de 2009, se estará reduciendo el precio de los combustibles en términos reales”, reiteró la dependencia. (Excélsior)

Comentarios


comments