Une Benjamín Robles a Oaxaca para alcanzar la renovación humana y democrática


Instinto Político

Ante un escenario de pluralidad ideológica y política, el senador oaxaqueño Benjamín Robles Montoya junto con legisladores locales y federales, representantes del Congreso Norteamericano, servidores públicos de los tres órdenes de gobierno, líderes de organizaciones y partidos políticos y representantes religiosos tomaron trozos de listón y los anudaron fuertemente, simbolizando la unidad del pueblo de Oaxaca en sus diversos sectores sociales.

Luego de concluir su mensaje del II Informe de Actividades Legislativas, Robles Montoya asentó que después de la alternancia que las oaxaqueñas y oaxaqueños lograron en 2010 para terminar con los malos gobiernos es necesario mantenerse unidos, para hacer de Oaxaca un estado ganador y líder a nivel nacional y mundial.

Con fuerza y convicción, desde el Cerro del Fortín y cobijado por el Monumento a Don Benito Juárez, dijo que los oaxaqueños son herederos de la grandeza de Juárez, de José Vasconcelos y de los hermanos Flores Magón.


Por ello y a manera de honrar lo que estos ilustres oaxaqueños hicieron por su estado y país, el congresista convocó a la unión:

“Ha llegado el momento de cambiar en los hechos, y no solo en las intenciones. Para hacerlo, alcanzar una meta es inaplazable, Unir a Oaxaca, unir a Oaxaca para castigar los agravios con la fuerza de la ley y construir un nuevo orden: el estado ejemplar al que aspiramos. Unir Oaxaca, esa es la causa, nuestra causa;  y no hacer distingos de partido ni de filiaciones políticas ni de creencias. Si alguien más desea unir a Oaxaca aquí tiene a un aliado para lograrlo”.

Acompañado de su familia, del Presidente del Senado de la República, Miguel Barbosa Huerta, del diputado federal del PAN Víctor Rafael González Manríquez, del diputado local del PT Armando Arellanes, de los líderes del FOSCUPT, Jesús Romero y Karina Barón, empresarios y religiosos, anudaron los listones e hicieron uno sólo, fuerte y resistente como la voluntad del pueblo de Oaxaca.

En un acto de reflexión, pero con una visión clara de lo que las oaxaqueñas y oaxaqueños sienten, dijo:


“Hoy, nadie puede decir que la alternancia política de 2010 no era necesaria para el desarrollo democrático del estado. Tampoco se puede negar que el 2010 fue apenas la puerta de acceso a la democracia en el estado, y que hoy está claro que la sola alternancia no fue, no es suficiente”.

Dijo que la alternancia fue sólo el principio de un largo proceso de recomposición social.

“Hay que poner los pies sobre la tierra y ver la realidad para darse cuenta que hay numerosos pendientes: personas que siguen doliéndose por el hambre, mientras otras resultaron insaciables; y a pesar de que muchas cosas han avanzado, otras han tomado más tiempo del necesario”, precisó.

Ante esta situación, el senador Benjamín Robles enfatizó que a Oaxaca le hace falta una renovación humana, completa y definitiva.

“Que se destierren los vicios de antaño y no que se reciclen con nuevos villanos;  que la democracia se arraigue en el gobierno y en cada ciudadano. Y para eso estamos aquí, ustedes y yo, juntos y unidos: para seguir abriéndole paso en Oaxaca a esa urgente renovación humana y democrática”, aseveró.

Al expresar estas palabras refirió que muy pronto habrá un Oaxaca ganador en donde a nadie se le niegue la justicia por no hablar el castellano; que no deba marchar para ser escuchado.

“Unir Oaxaca y hacernos otra vez un pueblo ganador, un pueblo fuerte –dijo determinante- es la gran causa a la que los invito este día. Este es el tiempo. Es tiempo de un Oaxaca ganador, es tiempo de un Oaxaca unido. ¡Es tiempo de resultados!”

Comentarios

comments

Add Comment