“Los granaderos me dieron tres toletazos, por venir a estas chingaderas”: manifestante


Con el rostro ensangrentado y en medio de una crisis nerviosa, la señora Rosalinda Rojas Nieves, de 43 años, denunció ante medios de comunicación que un grupo de granaderos la golpeó y se llevó detenidos a su hijo y a su esposo, al finalizar la movilización del 1 de diciembre por Ayotzinapa, en la Ciudad de México.

“Ahorita me golpearon los granaderos que están en la esquina. Me dieron tres toletazos”, señaló la mujer, quien dijo que se encontraba en el lugar con su familia, porque buscaba trabajo y no participó en la manifestación.

“Los granaderos se llevaron a dos muchachos ahorita, me los quitaron de los brazos. Yo no sé si es delito estar protestando por 43 personas que han desaparecido, pero ahorita se los llevaron, a unos muchachos que no hacían nada, venían platicando conmigo. A uno por defenderme también lo golpearon, ahí lo estaban golpeando y pateando los granaderos y nos dijeron que por venir a estas chingaderas, que para qué me traían”, acusó la señora, quien aseguró que si volviera a ver a uno de los granaderos que la atacó, sí lo reconocería.

Rojas Nieves señaló que su hijo Rafael Yahir Jaffet Rojas, de 19 años, y su esposo Sergio S., de 54 años, fueron atacados y llevados por granaderos, “pero no somos los únicos”.


En su portal electrónico, el comité cerezo confirmó la detención del joven Rojas, quien más tarde habría sido liberado.

“Por favor, ayúdenos, que todo el mundo se entere de lo que está pasando aquí. No hay empleo, cuando los denuncias, ¿qué nos hacen?, nos corren de los trabajos. Aquí no hay nadie que haga justicia..”, reclamó la señora. (sdpnoticias)

Comentarios

comments

Add Comment