Una persona se salvó de “milagro” al caerse una estructura de cristal de un lado del Donbass Arena, producto de una fuerte explosión en las inmediaciones del inmueble.

La explosión se dio alrededor del mediodía de ayer, debido al conflicto entre el Gobierno de Ucrania y las milicias separatistas.

El Shakhtar Donetsk señaló que la fuerte explosión causó daños considerables en algunos de los lados del estadio.

“Parte de los cristales se derrumbó. El espacio interno también se vio afectado”, dijo.


El campeón de la liga ucraniana pidió a los dos bandos el cese de los bombardeos de la ciudad.

Demandamos a todos los participantes en los combates que renuncien a la escala de tensión y entablen negociaciones de paz. Dejad de destruir nuestra ciudad. La gente y la historia no os perdonarán”, señala el club.

Recuerda que el bombardeo del estadio coincidió con el reparto en la zona occidental del estadio de alimentos y productos de higiene entre los niños de la ciudad, campaña organizada por el presidente y dueño del club, el magnate Rinat Ajmétov.

“Es un milagro que nadie resultara herido”, añade el comunicado del club.

Debido al conflicto, el Shakhtar Donetsk disputa desde marzo pasado sus partidos como local en un pequeño estadio de Kiev, hogar de su máximo rival, el Dinamo.


Esto no le impidió proclamarse la temporada pasada campeón de la liga, aunque actualmente el Shakhtar es tercero a cuatro puntos del líder, el Dnipró.

Comentarios

comments