Las garras del capitalismo


La opinión de Piñón

“El gobierno federal, atado al capitalismo salvaje, ni es capitalista ni subdesarrollado. Simple lacayo.

En los Estados­Unidos, las 500 empresas del índice Standard & Poor’fs disponen de 631 millones de millones de reservas líquidas ; la mitad de los beneficios de las empresas americanas proviene de operaciones en los mercados financieros. En Francia, la inversión productiva de las empresas del CAC 40 ni siquiera aumenta cuando sus beneficios se multiplican.

¿Cuánto tiene el gobierno de México de reservas?


¿OUAF!!

En EE.UU., la producción se constituye en una enorme industria financiera que no deja de refinar el arte de hacer dinero comprando y vendiendo solamente diversas formas de dinero. El dinero mismo es la única mercancía que produce la industria financiera a través de operaciones cada vez más arriesgadas. Con ello se mueven en el mundo. Cosa que el gobierno mexicano ni el país puede mover su capital Los activos financieros de EE.UU. representa 160.000 millones de millones de dólares, es decir de tres a cuatro veces el PIB mundial). El “valor” de este capital es puramente ficticio ; descansa en gran parte sobre el endeudamiento y el “good will”, es decir sobre anticipaciones : la Bolsa capitaliza el crecimiento futuro, los beneficios futuros de las empresas, el futuro alza de los precios inmobiliarios, las ganancias que podrán aportar las reestructuraciones, fusiones, concentraciones, etc..

Las cotizaciones de la Bolsa se hinchan de capitales y de sus plus­valías futuras : los bancos incitan a las familias a comprar (entre otras cosas) acciones y certificados de inversión inmobiliaria, a acelerar así el alza de las cotizaciones, a pedir prestado a sus bancos importes crecientes en la medida que aumenta su capital ficticio bursátil.

La capitalización de las anticipaciones de beneficios y crecimiento mantiene un endeudamiento creciente, alimenta la economía en liquidez, debidos al reciclaje bancario de plus­valías ficticias, y permite a los Estados­Unidos un “crecimiento


económico” que, basado en el endeudamiento interno y externo, es claramente el motor principal del crecimiento mundial (incluso del crecimiento chino). La economía real se convierte en un apéndice de las burbujas especulativas sustentadas por la industria financiera. Hasta el inevitable momento en que las burbujas estallan, arrastran a los bancos hacia bancarrotas en cadena que amenazan de colapsar el sistema mundial de crédito, y que amenazan a la economía real de una depresión severa y prolongada (la depresión japonesa dura ya quince años). La de México 70 años.

Vale reírse ante la sacra tomadura de pelo a los mexicanos, a quienes a cada rato se le inyectan como morfina las mentirotas que vamos saliendo del bache económico y que el producto interno bruto, será bruto…pero re bruto.

¡Cómo ve?

Comentarios

comments

Add Comment