Instinto Político

El refrigerio escolar o lunch debe ser un complemento del desayuno y brindar al niño o adolescente los nutrientes y la energía que necesita para llevar a cabo sus actividades en La nutricionista dietista Monica López Moreno, titular de la Jefatura de Nutrición del HGZ1 de Oaxaca indica que una de las razones del sobrepeso de los pequeños puede estar relacionada con que en el colegio consuman comida chatarra o alimentos empaquetados con altos contenidos de azúcar y grasas trans.

La alimentación es punto clave para el buen desarrollo de un niño, si no come bien, no será capaz de alcanzar un óptimo nivel de concentración, aumentar su rendimiento y su capacidad de aprendizaje, por eso es de suma importancia que la comida que se le mande de refrigerio tenga los nutrientes que el niño necesita, indicó López Moreno Al respecto, la nutrióloga especialista del IMSS, refiere que los alimentos del día deberían ser consumidos en cinco fracciones o cinco tiempos: un desayuno generoso, nutrimentalmente, una comida principal, una cena ligera y dos refrigerios o colaciones.

Por ello detalla algunas sugerencias que pueden incluirse en la lonchera del menor.


Ensalada de frutas: elige frutas variadas y coloridas como fresas, uvas, plátanos, manzanas, peras, piñas, etc. puede acompañar estas ricas frutas con yogurt, granola o Cereales naturales. A diferencia de los cereales procesados, los naturales como la avena, mezclados con yogurt, frutas o leche, son una excelente opción y contienen mucha fibra.

Las palomitas hechas en olla (para que no estén llenas de mantequilla y sal) contienen levadura y nutrientes, además de fibra y pocas calorías,.

Así mismo la nutricionista del IMSS recomienda incluir en la lonchera del menor agua natural, así como aquellas hechas de frutos de temporada –de preferencia sin añadir azúcar-, puesto que son más económicas y aportan al pequeño una mejor hidratación.

Comentarios

comments