Por Pablo Ramírez Puga.

Se dice que la prudencia “es la fuerza de los débiles” un rasgo que denota inteligencia, pero no control ni capacidad de acción, o sea, se es prudente cuando se sabe o se tiene conciencia de que llevamos las de perder y no tenemos porqué arriesgar nuestra integridad o la de quienes nos rodean.

Pero ante esa decisión, ¿demostramos sabiduría o incapacidad?

Anoto esto porque nuestro Gobernador Gabino Cué Monteagudo, quien fue electo para gobernar a toda la entidad oaxaqueña, con todas las facultades legales para ejercer su autoridad sin ningún temor a parecer autoritario, en un afán más político que de credibilidad de gobierno, aduce que “no promoverá ninguna acción desproporcionada de la fuerza pública en contra del magisterio oaxaqueño, a fin de evitar una escalada de confrontación y movilización generalizada, reservando su derecho de actuar jurídicamente a través de la PGJE, quien atenderá de manera inmediata y diligente las demandas que los afectados tengan a bien interponer”.


Cabe señalar que el pueblo de Oaxaca no le ha pedido eso al Gobernador, solo que APLIQUE LA LEY y haga valer el ESTADO DE DERECHO. ¿Tiene Gabino Cué la autoridad para hacerlo? Por su reacción, denota que no. Como tampoco tienen autoridad ni legal ni moral priistas que queriendo pasar por “políticos” no interponen demandas ante las autoridades “para no generar confrontación”.

No cabe duda, de prudentes se pasan nuestros políticos locales, o quizá de penitentes, porque no son capaces de actuar legalmente ni aplicar leyes que ellos mismos han creado a contentillo de agitadores y lidercillos que se burlan de la ley y de nuestras “autoridades”.

Ser político no es ponerse un traje especial, ni vestirse de Senador, Diputado o Gobernador, la autoridad se gana en el ejercicio del poder no en el ejercicio de no poder o en el ejercicio de fingir para que las cosas sigan igual.

Con vergüenza tengo que reconocer que hemos sido culpables de tener los gobiernos que merecemos, pero creo que ha llegado el momento de imponer la razón de un pueblo, demasiado prudente.


Los oaxaqueños debemos participar en la resolución de nuestros problemas porque nuestros gobernantes se siguen pasando de prudentes…..

rampuga@prodigy.net.mx

confusiopuga@hotmail.com

Comentarios

comments