Se trata de Guillermo Gil, párroco en Soledad de Graciano Sánchez, quien se encuentra prófugo. Ya fue suspendido por la Iglesia


CIUDAD DE MÉXICO, 10 de junio.- Un tercer caso de abuso sexual contra menores por parte de sacerdotes católicos fue denunciado en San Luis Potosí, esta vez en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez.

Se trata del presbítero Guillermo Gil Torres, párroco del templo deNuestra Señora de Lima en el citado municipio, quien fue denunciado el 27 de mayo ante instancias judiciales por el delito de pederastia.

3 casosde sacerdotes pederastas investigan las autoridades de San Luis Potosí

Por ese motivo, el cura fue suspendido por la Iglesia de sus funciones ministeriales y se encuentraprófugo, confirmó a la prensa el vocero de laArquidiócesis de San Luis Potosí, Juan Jesús Priego Rivera.


Uno de los casos más sonados en los últimos días ha sido el del sacerdote Eduardo Córdova Bautista, quien después de enfrentar un proceso canónico fue expulsado definitivamente por elVaticano como sacerdote de la Iglesia católica, al margen del proceso penal que pesa en su contra.

En el caso del padre Guillermo Gil, sólo ha sido suspendido como medida precautoria en tanto se realizan las investigaciones civiles, sin que medie unproceso canónico, en razón de que no hay denuncia ante los tribunales eclesiales.

La Procuraduría General de Justicia del Estado de San Luis Potosí confirmó en días pasados que investiga a tres sacerdotes y a un diácono por el delito de pederastia, y uno de esos casos sería el del sacerdote Guillermo Gil.

Información: Excelsior


Comentarios

comments