OAXACA, Oax.  Este sábado, “Día Mundial del Reciclaje”, el Mercadito de Trueque en el Jardín Conzatti, se instaló como desde hace poco más de un año, un sábado cada mes, tan solidario, recíproco y humano como lo ha sido desde el primer día.

Inspirado en otros mercaditos de trueque, como los que se hacen en el Distrito Federal para reciclar “basura” mediante intercambios, en el Jardín Conzatti se dieron cita hombres, mujeres y niños para “truequear” desde pan y frutas, hasta plantas, libros, discos, prendas de vestir y artículos de decoración , entre otros.

Una anciana que vende el tradicional pan amarillo cerca de la terminal de autobuses ADO, acude regularmente a intercambiar pan por zapatos y ropa para sus nietos.

Jóvenes llevan discos, libros o revistas que intercambian por macetas, alimentos o bien por otros libros y discos distintos.


Mujeres llevan para intercambio plantitas decorativas o medicinales que ellas mismas cultivan, frutos de su traspatio o apartaos domésticos que ya no utilizan.

Todo transcurría con tranquilidad y entusiasmo hasta que arribaron inspectores del municipio de la ciudad para pedir a las personas que se retiraran. Al negarse a hacerlo, y luego de explicar el espíritu de esta actividad, que cuenta con el apoyo moral de los vecinos, los inspectores solicitaron el apoyo de la policía municipal.

“Bajo el argumento de que debemos pagar al municipio un permiso por metro cuadrado nos dijeron que nos retiráramos o procederían. Hubo personas que optaron por retirarse, pero a quienes nos quedamos a defender nuestro Mercadito de Trueque nos levantaron algunas cosas que ya habíamos intercambiado”, explicó Aura Montiel coordinadora de esta actividad.

“Son cosas tal vez de escaso valor económico, porque no venimos a vender nada sino a truequear cosas de segunda mano. Yo no cobro por organizar esto. Sólo venimos a intercambiar cosas que ya no usamos y que a otras personas les pueden servir. No hay lucro en nuestro mercadito, por el contrario, nos apoyamos mutuamente intercambiando cosas que necesitamos”, agregó.


Bajo el argumento consignado dolosamente en el acta de desalojo de que Aura Montiel, organizadora del Mercadito de Trueque, “opuso resistencia con violencia”, el coordinador de inspectores, Daniel Camarena, solicitó el auxilio de la policía municipal que decomisó algunas pertenencias de los participantes.

Aura Montiel manifestó que acudirá a las instancias jurídicas disponibles para hacer valer sus derechos y los de los participantes de esta actividad, y dar continuidad al Mercadito de Trueque que constituye una opción para adquirir bienes de primera necesidad mediante el intercambio, práctica ancestral que la crisis económica obliga hoy a recuperar. (sucedióenoaxaca.com)

Aura Mercadito Trueque

Comentarios

comments