Instinto Político / Juan Carlos Zavala

A pesar que el presupuesto de egresos destinado al estado de Oaxaca ha crecido sustancialmente en los últimos tres años; más de la mitad está destinado a dos sectores: educación y salud, que aunque relevantes no necesariamente fomentan la inversión porque el recurso es en su mayoría para gastos de operación.

Y por si fuera poco, de acuerdo a la Secretaría de Finanzas (Sefin), los ayuntamientos del estado invierten sus recursos en obras públicas que no generan el desarrollo ni abaten el rezago social en el que se encuentran sus pobladores.

El subsecretario de Planeación, Programación y Presupuesto de la Sefin, Alberto Benítez Tiburcio, invierten 15 mil millones de pesos en “obras superfluas” como techados de canchas o embellecer su Palacio Municipal; pero no en acciones que resuelvan problemas como agua potable, saneamiento, entre otras.


Los Ayuntamientos de Oaxaca este 2013 ejercerán un presupuesto de egresos que asciende a: 10 mil 96 millones 432 mil 716.50 pesos provenientes de los Fondos contenidos en la Ley de Coordinación Fiscal distribuidos de la siguiente forma: Fondo General de Participaciones 2 millones 464 mil 439 mil 299.10 pesos, Fondo de Fomento Municipal 1 mil 125 millones 720 mil 508, Fondo de Compensación 112 millones 558 mil 682.40, Fondo Municipal sobre la Venta Final de Gasolina y Diesel 72 millones 175 mil 291, Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal 4 millones 569 mil 807 mil 836 y Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios 1 mil 751 millones 731 mil 100 pesos.

“Tenemos que mejorar nuestro sistema de inversión pública como condición para el desarrollo”.

Para poner al estado, sostiene el funcionario estatal, en el camino del crecimiento económico se debe hacer una inversión planeada para el desarrollo conjuntamente con las autoridades municipales de todos los ayuntamientos de Oaxaca.

“Tenemos que mejorar nuestro sistema de inversión pública como condición para el desarrollo. Uno, evaluar la conveniencia de financiar con los recursos públicos o con recursos privados. Tenemos que tener una coherencia entre las necesidades y las inversiones que se están realizando, quitar la burocracia que tanto vuela a los oaxaqueños, tener información oportuna y confiable y de la inversión que se está realizando disponible para toda la ciudadanía en todo momento”.


Si bien, dice, los ingresos totales de la entidad han tenido aumentos significativos porque mientras en 2010 fueron 44 mil millones de pesos (mdp), en 2012 64 mil mdp y en 2013 de 68 mil mdp, no sirven para potenciar el crecimiento y el desarrollo del estado, porque más de la mitad se destina a gastos de operación en los sectores de salud y educación, a los a los cuales es difícil reducir ese gasto de operación con el que trabajan.

“Más de la mitad de nuestro presupuesto son transferencias de la federación, principalmente al ramo de educación y salud, y principalmente para el pago de nómina de estos dos sectores. Esto significa que la parte más importante de nuestro presupuesto se va directamente a dos sectores que aunque son muy relevantes, no necesariamente son los más eficientes. No es un gasto que esté que esté fomentando la inversión”.

Entonces, apunta, el presupuesto del estado para inversión, para desarrollo, se va hace cada vez más pequeño.

El servidor público puntualiza que deben alinearse los recursos públicos del estado con el de los municipios, no sólo para abatir el rezago social en el estado y que tiene a Oaxaca en el penúltimo lugar en estos indicadores, según el Coneval, sino también para que a través de la aplicación del presupuesto se genere inversión.

“Más de la mitad del presupuesto de Oaxaca se destina a gastos de operación de los sectores de educación y salud, que no es un gasto que esté fomentando la inversión”.

La Sefin, apunta, está trabajando con los municipios y se tiene un equipo itinerante que trabaja directamente con las autoridades municipales permanentemente para elaborar planes locales de acción.

“Este plan de acción, esta planeación participativa de la que se hablaba anteriormente, realiza un FODA que revisas sus fortalezas, debilidades y oportunidades de los municipios con la visión local en un territorio concreto para realizar la inversión conjuntamente con el municipio. Entonces los municipios si tienen una visión mucho más clara de cuál es la necesidad de sus municipios y se sientan con la Secretaría de Finanzas y juntos tratar las mezcla de recursos”.

A través de estos planes, dice, se sabrá con precisión cómo deben aplicarse los recursos y cómo el gobierno del estado podría “potenciarlos” para alcanzar ciertas metas en un periodo de tiempo específico, como reducir rezagos sociales.

Benítez Tiburcio sostiene que el panorama con el que se encontraron al asumir el gobierno es desolador y por esa razón, deben primero establecer las condiciones para el crecimiento y a la par y trabajando las condiciones para el desarrollo.

“Recibimos a un Oaxaca donde uno de cada cuatro son pobres extremos y tres de cada cuatro viven en algún grado de pobreza, según mediciones de Coneval. Si comparamos la pobreza moderada y la pobreza extrema a nivel nacional, Oaxaca tiene rezagos muy delicados y en particular se encuentra en penúltimo lugar en tema de rezago social”.

Presupuesto 2013 para municipios

 

I Fondo General de Participaciones                                                          $2,464’439,299.10

 

II Fondo de Fomento Municipal                                                                    $1,125’720,508.00

 

III Fondo de Compensación                                                                             $112’558,682.40

 

IV Fondo Municipal sobre la Venta Final de Gasolina y Diesel                 $72’175,291.00

 

V Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal $4,569’807,836.00

 

VI Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios $1,751’731,100.00

 

Total: $10,096’432,716.50

 

Fuente: Secretaría de Finanzas el gobierno del estado de Oaxaca

Comentarios

comments